A tres años de la brutal matanza

Artículo Leído: 152 veces
LOS MUERTOS DE APATZINGÁN DE ESA TRISTE FECHA.

 

 

 

 

YO ACUSO

 

 

Armando Vargas Mora

Hace una semana que se cumplieron tres años de los fatídicos hechos del 6 de enero, fecha en que se enlutó la sociedad apatzinguense y en donde fueron masacradas 16 personas a decir de la periodista Laura Castellanos. Hoy pocos se acuerdan, principalmente los dolientes, ellos no podrán olvidarlo jamás. La propia Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) aseveró que se trató de una brutal matanza.

 

¿Quién hizo caso de las recomendaciones emitidas por la CNDH? ¡NADIE!, amnesia colectiva. Por eso tenemos que decir que el 25 de noviembre del 2015 la Comisión Nacional de Derechos Humanos, sobre el caso Apatzingán, resolvió que hubo “uso excesivo de fuerza”, en contra de cinco personas que fallecieron y se cometió ejecución en contra de otra. En las pruebas periciales se determinó que las personas que murieron durante los dos eventos que se suscitaron, estaban desarmados. Hoy tenemos que recordar que la CNDH aseveró que el primer evento (entre las 2.30 y las 7.40 horas), de ese seis de Enero, 44 policías y 287 militares, se documentó la violación del derecho a la vida, debido al fallecimiento de una persona que fue atropellada: EL DERECHO A LA LEGALIDAD Y SEGURIDAD JURÍDICA, por la detención arbitraria de cinco personas que se encontraban en el jardín, EL DERECHO A LA INTEGRIDAD PERSONAL, por el trato cruel, inhumano, degradante, por las lesiones innecesarias que se infligieron a ocho detenidos. En el segundo evento, ocurrido entre las 7.41 y las 11.31 horas, perdieron la vida nueve personas: tres de ellas estaban en una Pick Up blanca, cinco en una Acadia negra y el último dentro de un restaurante, aunque luego apareció fuera de un hospital. En éste segundo evento, según la CNDH, se violó el derecho a la vida por el uso excesivo de la fuerza que derivó en la privación de la vida de cinco personas, así como la ejecución extra judicial de una más, atribuible a policías federales.

Recomendaciones a la SEDENA, Comisión Nacional de Seguridad, al gobernador de Michoacán y al presidente municipal. Todos los que estaban en esas fechas se fueron sin ninguna consecuencia.

 

Desde hace más de una década México se ha teñido de rojo, la sangre de los hermanos mexicanos que se ha derramado en todo lo largo y ancho del territorio nacional, por diversos motivos y circunstancias, principalmente por la evidente ausencia de lo que llamamos estado de derecho, aderezado éste por la brutalidad delincuencial y muchas veces policíaca, también hay que decirlo, aprovechando los primeros la inacción gubernamental y la terrible impunidad. ¿Alguien puede decir lo contrario?

 

Pero en tratándose de Michoacán, el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto está terriblemente manchado de sangre, al igual que Felipe Calderón que en diciembre de 2006 le declaró la guerra al narco, en una estrategia evidentemente equivocada y por lo mismo fallida, sin embargo, durante el presente sexenio, independientemente de ese reguero de muertos que todos los días se da, son cuatro los eventos que los michoacanos necesariamente llevamos en la mente y que nos han marcado ante el mundo entero: 1.-La matanza de Limoneros de aquel 10 de abril de 2014 donde en ese tiempo el gobierno aceptó que, entre ancianos, mujeres y niños se contabilizaron 14 víctimas, sin embargo, la realidad fue una muy distinta porque en esos días, el Padre José Luis Segura Barragán  que en ese tiempo era el párroco de Felipe Carrillo Puerto “La Ruana”, de donde eran las víctimas, nos aseguró que él ofició la misa para 37 personas. 2.-Este otro evento ocurrió precisamente en la comunidad antes mencionada, en un zafarrancho que se pudo evitar, sin embargo en ese 16 de diciembre de 2014, día de los acontecimientos, el saldo fue de 11 personas muertas, entre ellas un hijo de Hipólito Mora, uno de las autodefensas más visibles en ese tiempo. 3.-Los acontecimientos de Tanhuato aquel 22 de mayo de 2015, en este hecho sangriento murieron 43 personas, incluido un policía. 4.-Precisamente esos acontecimientos de Apatzingán del 6 de enero de 2015, con las víctimas señaladas. En todos los casos hubo recomendaciones de la CNDH. Inclusive en su momento siempre se dijo que, lo de Tanhuato y Apatzingán, incuestionablemente apunta a crímenes de lesa humanidad, tesis apuntalada por ciudadanos interesados y que ya han acudido a instancias internacionales. Por lo anterior se tiene la certeza de que pudieran tener consecuencias estas injusticias después de terminada la “gestión” del sexenio, tal se desprende por las declaraciones hechas por el activista y ex secretario de relacione exteriores Jorge Castañeda Gutman.

 

Es necesario recordar que, independientemente del desorden, de la anarquía imperante durante décadas en nuestro estado, mucho tuvo que ver para que las cosas empeorasen, aquel nombramiento que el presidente Peña Nieto extendió en favor de Alfredo Castillo Cervantes, el 15 de enero de 2014 emitió el decreto por medio del cual en adelante sería el “Comisionado Para la Seguridad y el Desarrollo Integral de Michoacán”. Castillo seguiría la ruta marcada por Oscar Naranjo, el colombiano asesor de Peña Nieto durante el 2012, cuando aún era candidato, la estrategia fue armar civiles para combatir al grupo hegemónico de aquel momento, a los llamados Caballeros Templarios, el resultado de lo anterior hoy lo tenemos más que palpable.

 

ALFREDO CASTILLO CERVANTES.- SIN CONSECUENCIAS.

Pero además el 4 de febrero siguiente, es decir tres semanas después, en Morelia el presidente Peña Nieto hizo el esperanzador anuncio, la “excelente” noticia para todos los michoacanos en vista de que, aparte del cumplimiento de los acuerdos de coordinación fiscal, es decir de los ingresos ordinarios, se “asignaron” recursos extraordinarios hasta por el orden de 45 mil 500 millones de pesos que, nadie sabe, nadie supo, porque lo que en teoría se iba a incentivar la pequeña y mediana industria, el pequeño comercio y en “primerísimo” lugar el campo, esos recursos desaparecieron como por arte de magia, aquí nadie absolutamente dijo nada (y pensar que en Chihuahua andan de la greña el gobernador Javier Corral vs Enrique Peña Nieto, por míseros 700 millones), todo lo contrario, ese silencio fue premiado a través de una sub secretaría de educación superior para el entonces gobernador Salvador Jara Guerrero. Lo cierto es que Michoacán no nada más no mejoró, todo lo contrario. Todo lo anterior coadyuvó para esta descomposición política, económica,  de salud pública que incluyen una pandemia como la chicungunya, descomposición educativa en virtud de los incumplimientos económicos por parte del gobierno del estado, denunciado públicamente por el Instituto Tecnológico Superior de Apatzingán y por la CNTE, con una inseguridad nunca antes vista y por lo mismo un estado sumamente violento que, inclusive Estados Unidos ha lanzado una alerta entre sus conciudadanos para que eviten venir a Michoacán, uno de los cinco peores estados de la república mexicana en todos los sentidos, comparable con Irak, Siria y Somalia que padecen graves conflictos bélicos.

SALVADOR JARA GUERRERO.- LO PREMIARON.

Eso es ni más ni menos lo que tenemos en Michoacán en la actualidad, todo en la más completa impunidad, aderezado con una cereza, un gobernador que vive en el otro Michoacán, en el utópico, en el del paraíso terrenal, el edén que muchos quisieran. Por eso, por la perfección al gobernar es que se dedica a criticar a otros gobernadores, como a Javier Corral a quien lo sitúa en la Secretaría de Gobernación, y, en su momento, también desde China tuvo tiempo para su correligionario del PRD, de Graco Ramírez a quien acusó de ser palero de Miguel Ángel Mancera y Ricardo Anaya. Por lo anterior las críticas se le vinieron en cascada y lo acusaron de ser bravo hasta con los de casa.

 

RICARDO ANAYA CORTÉS.- QUE GRACO RAMÍREZ ERA SU PALERO.

 

 

Escrito por Armando Vargas Mora

Armando Vargas Mora

Contador y analista político

About the author

Armando Vargas Mora

Contador y analista político

Be the first to comment

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*