Calle Gutenberg, invadida por la inseguridad

Artículo Leído: 191 veces

Josué Guzmán Casarrubias

A tan solo unos metros del Palacio de Gobierno y del zócalo de Cuernavaca, la inseguridad que impera en todo el estado de Morelos se apoderó de la calle Gutemberg desde hace varias semanas, lo que ha provocado que se cometan infinidad de robos a los locatarios de esta zona.

 

Durante los últimos días, comerciantes de la mencionada calle han denunciado a este medio por lo menos cuatro robos en donde han vaciado locales, se han llevado mercancía y otros objetos, “los robos no solo ocurren en la noche, sino que suceden a plena luz del día (…) han robado la tuberías de cobre, la semana pasada una de mis empleadas se tuvo que encerrar en el baño porque la estaban asaltando pero afortunadamente no le pasó nada”, declararon los locatarios.

 

De acuerdo con lo narrado por este grupo de comerciantes, las personas que ejecutan estos actos pudieran ser habitantes del centro de Cuernavaca o de esta zona, pues señalaron que tienen estudiados sus actividades diarias. Comentaron también que los ladrones le dan comida a los perros para hacerlos dormir y así realizar todos los robos.

 

Ante la inseguridad que sienten, los comerciantes exigieron a la administración estatal y municipal reformar los rondines en esta zona del centro de Cuernavaca, ya que los rondines que realizan los elementos del Mando Único son únicamente en el zócalo de esta ciudad.

 

Informaron que por lo menos en dos ocasiones han denunciado estos actos ante la Fiscalía General del Estado, sin que hasta el momento exista un avance en las investigaciones para dar con los responsables de estos robos.

 

Por todo lo anterior y ante la omisión de las autoridades correspondientes, los comerciantes de la Calle Gutenberg se están organizando para impedir que sigan los robos en esta zona de Cuernavaca.

 

 

 

Readers Comments (1)

  1. Fausto Estrada Carreón Enero 5, 2018 @ 5:46 pm

    Lástima de que una ciudad tan hermosa este sufriendo estos actos delictivos sin que las autoridades tomen cartas en el asunto.

    Responder

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*