CAMBIO DE PIEL

Artículo Leído: 28 veces

Gerardo Fernández Casanova

De antemano ofrezco una sincera disculpa por escribir en la primera persona del singular; muy pocas veces lo hice en casi 18 años de escribir, semana a semana, mi artículo de opinión. Hasta hoy lo he hecho con el carácter de un periodista de a pie, responsable ante mí mismo de las opiniones que he vertido en estas páginas, primero publicadas en La Jornada Morelos y luego en el prestigioso POR ESTO de Yucatán; además de una rica gama de publicaciones virtuales en México y en Nuestra América. Me ha importado vivir y escribir la historia desde mi particular óptica, sin más límite que mi convicción personal y mi compromiso político. Así, he sido un consuetudinario valedor del proyecto alternativo representado por Andrés Manuel López Obrador, aunque probablemente él nunca me haya leído; por lo menos jamás recibí de dicho personaje ni una indicación ni reconocimiento alguno. Tampoco lo hice en pos de ello, sino por mi propia convicción.

 

Sigo creyendo lo mismo; mantengo los mismos principios y anhelos de salud para mi Patria; sólo que ahora me veo precisado a cambiar de piel, como la serpiente que la muda sin dejar de ser la misma. Ahora asumo la dirección de un proyecto que ya no es sólo el vehículo de mi expresión personal, sino uno que privilegia la pluralidad y el debate de las ideas; que aspira a servir de medio de información a la comunidad morelense y de la comunidad morelense, particularmente la que se haya dentro del lado del progresismo, entendido como el afán de transformar afirmativamente una realidad ominosa con la que no estamos ni estaremos de acuerdo. Esta circunstancia obliga a quien lo dirige a asumir una responsabilidad más amplia, más allá de ser el instrumento apoyador de un candidato y de un proyecto; más en la condición de abrir un espacio crítico y de largo aliento que, en primera y última instancias contribuya a que sea la razón y la verdad la que permita a la comunidad asumir su iniciativa histórica para construir un nuevo Morelos, un nuevo México y otro mundo satisfactorios y dignos.

 

Creo con firmeza que un periódico en que lo que prevalezca sea la autenticidad de quienes nutran sus páginas será un contribuyente eficaz para desatar tal iniciativa social, tanto por privilegiar una información veraz y encuadrada en la historia que se vive en el día a día, como por garantizar el respeto a las diversas maneras de interpretar los acontecimientos y sus proyecciones.

 

Tal es el cometido de LA AVANZADA El Diario Progresista de Morelos; tal deberá ser su característica invariable y su pleno distanciamiento del periodismo panfletario o ideológico. Más lejos aún del que emplea la calumnia y la diatriba como modus operandi para congraciarse con el poderoso o para comerciar con su dicho o con su silencio. La pretensión es hacer un periodismo de calidad con profunda vocación didáctica, que incluya a la cultura, el arte y la ciencia no como un ropaje de lujo y cosmético, sino como un factor de afirmación y enriquecimiento de valores que hagan de su lectura, llana pero de calidad, un vector que rebase la información para entrar de lleno en la formación.

 

LA AVANZADA ejercerá responsablemente el derecho social a la libre expresión, pero no sólo la de la dirección de un diario, sino de la comunidad misma, dando el debido espacio al clamor social que reclama atención a sus derechos frecuentemente violentados. Igual atención merecerá el absoluto respeto al derecho social a la información, la mayoría de las veces trucada por una vil manipulación interesada y desinformadora, que confunde la información con la propaganda y que ha envenenado la conciencia de la sociedad. Es nuestro compromiso y nos aplicamos con ahínco a cumplirlo.

 

Es por todo lo anterior que el suscrito cambia la forma de su nueva manera de escribir, sin afectar un ápice de su compromiso social y político. A partir de ahora mi responsabilidad supera a mi libertad de escribir sin más compromiso que mi particular ocurrencia, para entrar en una etapa de ponderación y responsabilidad con un esfuerzo periodístico colectivo de servicio a la comunidad, con sentido ampliamente crítico para mejor servir a los grandes anhelos de la sociedad progresista que siempre ha caracterizado a Morelos, con Emiliano Zapata y Rubén Jaramillo como referentes históricos y con José María Morelos y Pavón como inspiración soberana.

 

Gracias por haberme leído hasta ahora y gracias por seguir leyéndome en mi nuevo carácter. Es sólo un cambio de piel que espera contar con su apoyo decidido como único y real respaldo al proyecto.

 

 

gerdez777@gmail.com

 

Be the first to comment

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*