“Cárcel a Graco”

Artículo Leído: 570 veces

 

 

 

Por: Iván Ureña

Lo que hace años parecía imposible, cada vez es más probable, que Graco Ramírez, debido a sus múltiples actos de corrupción termine en la cárcel.

 

Todavía hace unos meses, Graco se promovía como precandidato a la presidencia de la república, además gracias a su traición a AMLO, tenía derecho de picaporte con Peña Nieto, a grado tal, que varias delegaciones federales en Morelos fueron para sus recomendados, el delegado en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes es sólo un ejemplo. Manejaba cuantiosos recursos, canalizaba cientos de miles de millones de pesos en los medios para promoverse.

 

Pero las cosas han cambiado radicalmente. Hay varios gobernadores detenidos por actos de corrupción, el priista Duarte y el panista Padrés, todavía ninguno del PRD; Graco está al fin de su sexenio, enfrentado con el gobierno federal, AMLO encabeza las preferencias para la presidencia y lo más importante, los morelenses están indignados y quieren darle un escarmiento al tabasqueño una vez que deje el poder.

 

La economía de Morelos no camina, la pobreza creció al igual que la deuda. La inseguridad está por todas partes, el caso de Rafael Arámburu es sólo una muestra. Por donde se le rasque brota la corrupción, compras a sobreprecio, obras caras y de mala calidad.

 

El desprestigio de Graco-Elena-Gayosso se palpa, lo común son las injurias contra ese tridente. Vienen tiempos tormentosos para estas personas y lo peor para su causa, ellos no se dan cuenta, a grado tal que pretenden imponer como candidato a la gubernatura del PRD al hijo de Elena e hijastro de Graco: Rodrigo Gayosso. Confiados en ganar la elección a golpes de dinero. Olvidan que se pueden comprar acarreados, porras pero no necesariamente votos, Messeguer lo sufrió en carne propia, quedó en el cuarto lugar para la presidencia municipal de Cuernavaca con 14 por ciento y el hartazgo no era tal, además Messeguer era el delfín y no representaba el nepotismo del hijastro.

 

Por todo lo anterior, una de las frases que más vamos a escuchar en la venidera contienda electoral para la gubernatura, será: “Cárcel a Graco”, sin embargo, una cosa es decirla y otra, cumplirla.

 

Gayosso podría decir como candidato que él estaría dispuesto a llevar a su padrastro a tribunales, pero evidentemente nadie se lo va a creer, en esa misma tesitura, Cuauhtémoc Blanco como parte de su precampaña a la gubernatura volvió a señalar “que si llegara a ser gobernador de Morelos, lo primero que haría sería enjuiciar a Graco por todos los actos de corrupción que cometió durante los seis años de su administración”.

 

Sin embargo, para Cuauhtémoc, al igual que para cualquier otro político, no es simplemente decir esa frase, sino realmente cumplirla y resulta que Cuauhtémoc como candidato a la presidencia municipal, repitió hasta el cansancio que la ciudad dejaría el Mando Único  porque la población de Cuernavaca no lo quería, que no confiaba en él, que la criminalidad no había descendido; no obstante, sólo necesitó veinticuatro horas para groseramente desdecirse e incumplir su principal promesa de campaña. Por eso, ahora muchos morelenses y con razón, no creerán esa promesa del ex futbolista, adicionalmente su gestión ha sido desastrosa.

 

Los candidatos deben entender, se va a llevar muchos votos no quien más señale a Graco sino a quien la población le cree que sí va a castigar los abundantes actos de corrupción del tabasqueño y su familia: ahí está en buena medida la clave del triunfo.

 

Estimado lector, este artículo está censurado en los periódicos diarios de Morelos por indicaciones del gobernador. Ayúdenos a romper ese cerco informativo, difundiendo este análisis; colabore con Sin Censura, puede enviar fotos, videos o documentos sobre la forma como se gobierna en México y en Morelos.

 

 

ivanure@hotmail.com

 

Escrito por Iván Ureña

Iván Ureña

Premio Nacional de Periodismo 2017. Premio Estatal de Periodismo Morelos 2012, empresario y maestro en Economía por el ITAM. Asesor en deuda pública, en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, del año 1997 al 2001.

About the author

Iván Ureña

Premio Nacional de Periodismo 2017. Premio Estatal de Periodismo Morelos 2012, empresario y maestro en Economía por el ITAM. Asesor en deuda pública, en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, del año 1997 al 2001.

Be the first to comment

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*