El Cártel del Periodismo

Artículo Leído: 1.069 veces

Por: Iván Ureña

Cuando se participa en una competencia justa, siempre habrá ganadores y perdedores, no siempre gana el mismo. Además saber perder demuestra nobleza y sabiduría. Cuando se pierde, hay que aceptarlo: debemos ser realistas con nuestros alcances y limitaciones, sencillamente hubo trabajos mejores.

 

Más aún, cuando se trata sobre temas intelectuales y de opinión, donde la subjetividad juega un papel muy importante. Así el jurado nacional, informó que en el 2010, Denis Dresser recibió el Premio Nacional de Periodismo por  el artículo de fondo “Carta abierta a Carlos Slim”, donde hizo señalamientos muy ácidos en contra del oligopolio en la telefonía; se quedaron en el camino grandes trabajos sobre el otro oligopolio de las comunicaciones, Televisa y Tv Azteca; un año después; Gerardo Esquivel, con “Pobreza y Trivialidades” se llevó la distinción, otra vez, se impuso a escritos muy importantes sobre el manejo de la deuda pública y su impacto en la pobreza.

 

En ese contexto, pero a nivel estatal, el Congreso de Morelos organiza premiaciones anuales, para reconocer los trabajos más sobresalientes, así, este año se le llamó “El Premio al Mérito Periodístico 2015” supuestamente entre los criterios a considerar eran el apego a la verdad, la objetividad y la lucha en la defensa de la libertad de expresión, información y opinión. Aunque sin duda en este tipo de eventos, al igual que en el nacional, las filias y fobias de los jueces juegan un papel fundamental, sobre todo al calificar la calidad de los artículos, que es el género subjetivo clásico. De tal manera que cuestionar la decisión del jurado es complicado, porque ante los cuestionamientos, se amparan en la subjetividad de las opiniones.

 

Pero cuando, el jurado se niega a responder una pregunta básica, realizada el 1º de junio: ¿Por qué razón –este año 2105– no hubo ganador en la categoría Periodismo Digital, Género Artículo?  El silencio delata su infamia, máxime que La Convocatoria específicamente consideraba el género Artículo en categoría Periodismo Digital, y en ninguna parte contempla la posibilidad de declararla desierta, sobre todo, si existen trabajos participantes, en consecuencia dejamos el plano de la subjetividad para entrar en el plano de la opacidad.

 

IMG-20150615-WA0000

Se debe transparentar qué sucedió en tal premiación, sobre todo porque los medios de comunicación, son instancias de interés público, a grado tal que el artículo 6º de la constitución expresamente dice “EL DERECHO A LA INFORMACIÓN SERA GARANTIZADO POR EL ESTADO” es tan trascendente, que se le considera como un derecho humano fundamental, y en la exposición de motivos advierte, de nada servirá la legislación si los ciudadanos no exigimos los derechos que se nos otorgan. Y como si lo anterior no fuera razón suficiente, hay recursos públicos de por medio.

 

Antecedentes

En el 2014, se realizó el Premio Estatal de Periodismo, se informó el nombre de los periodistas ganadores y el título de sus trabajos. Busqué por internet los textos galardonados, pero extrañamente por ningún lado los encontré, por lo que solicité al jurado copia de los mismos, nunca recibí respuesta. Quería presentarlos junto con los que este analista había enviado al concurso, para que los lectores los compararan. Presenté una saga de tres artículos –donde se exponía con base en documentos oficiales, la situación de inseguridad de Morelos– que acumulaban más de 24 mil visitas. Los jueces, fueron miembros de la APECOMOR, asociación que recibe fuertes cantidades de dinero del Gobierno del Estado, como está probado con documentos oficiales.

 

Este año participé, con dos artículos, “Señor gobernador cumpla su palabra” abordo el compromiso electoral de Graco de someterse a la revocación de mandato y “Preparémonos para los peor: ¡los 43 normalistas fueron asesinados!”, desde octubre anticipé que estos estudiantes habían sido asesinados las primeras horas de su secuestro y señalé cómo la clase política lucra con la esperanza de los familiares de los desaparecidos. En los días previos a la entrega de trabajos, le manifesté a un colega la decisión de competir, y me dijo con cierto enfado, mira Iván, que parte no entiendes o no comprendes, mientras la APECOMOR este metida y la comande Teodoro Rentería, a ti por ninguna razón te van a premiar o reconocer. Reviré, tienes razón, pero si no participo sería anularme, que es lo que quieren, sería aceptar pasivamente la situación actual de la prensa. Si me inscribo, puedo opinar con pruebas y argumentos. Abstenerme, equivale a regalar ese premio, y permitir que lo controlen impunemente los intereses más corruptos del estado. Es importante mencionar, que al final cambiaron las reglas, fue posible participar hasta con cuatro trabajos, con dos en cada género, pero de esa última modificación ya no fui informado.

 

La formación del jurado, fue mediante una convocatoria, se inscribieron como jueces la Asociación de Periodistas de la Región Sur de Morelos (APRESMOR) y la Asociación de Periodistas y Comunicadores del Estado de Morelos (APECOMOR), pero si se deseaba participar con algún trabajo, necesariamente estaría sujeto a la opinión de estas asociaciones.

 

Ante tal situación, anexé un comentario para el jurado. La asociación de periodistas donde participa el Señor Teodoro Rentería y todas en las que él tenga influencia directa, no van a ser objetivas al juzgar mi trabajo, porque los he criticado en mis análisis y difiero ampliamente de la forma como hacen y entienden el periodismo, por lo tanto pido que ellos se excusen de opinar de mi artículo.

 

IMG-20150615-WA0002

 

Por cierto, el columnista Carlos Félix, recientemente escribió: “Para un servidor –Carlos Félix –es inaceptable cualquier intento de censura, como del que fui objeto por su director, Teodoro Rentería Villa, quien, incongruente e irónicamente, encabeza la APECOMOR y la FAPERMEX, asociaciones de periodistas a nivel local y nacional, y quien presume de defender la libertad de expresión, entre otras banderas.

 

Para comprender mejor, definamos que es un cártel: convenio ilegal entre empresas o individuos para evitar la mutua competencia y reguardar los intereses de cada una.

 

Abundan las evidencias y argumentos, hoy las organizaciones de periodistas son cárteles y operan como tales. Deciden quién participa en ellas y quién no; cuánto dinero les toca y cómo reportarlo. Erigen barreras de entrada ante quienes intentan hacer otro tipo de periodismo. El Cártel del Periodismo en Morelos, llevaba implícita la mentira y la falsa información, desgraciadamente, no es propio de nuestro estado. Hoy, López Flores es el patrón y Teodoro Rentería uno de los principales operadores, ellos dicen quién es talentoso y quién no, quién es afectado y quién es galardonado. La calidad de los trabajos es lo de menos.

 

Cuando alguien se atreve a desafiar al cártel, y su deprecio por la verdad, no importan las evidencias, los datos, la solidez de los argumentos que se expongan, lo ignoran; pero cuando sienten que peligran los cientos de millones de pesos que cada año reciben del presupuesto público, como cuando revelé,  antes que nadie, los  cientos de millones que se reparten El Cártel de Morelos, en artículos como “El origen de nuestra deuda el Chayote”  o “Lo que Graco quiere ocultar hasta pasar la elección”, entonces fiel a su naturaleza; la agrupación arremete con furia, con zancadillas, miente, injuria, tergiversa, amenaza, cierra foros. Por el contrario, a los que están o regresan al redil, le aseguran fama, premios y promociones publicitarias.

 

En ahora buena, a los que recibieron el galardón, ellos son los menos culpables, el jurado decidió que en esas categorías sí habría ganadores.

 

Estimado lector, este artículo está censurado en los periódicos diarios de Morelos por indicaciones del gobernador Graco. Ayúdenos a romper ese cerco informativo, difundiendo este análisis; colabore con Sin Censura, puede enviar fotos, videos e información sobre la forma como se gobierna en México y en Morelos.

 

ivanure@hotmail.com

 

 

Escrito por Iván Ureña

Iván Ureña

Premio Nacional de Periodismo 2017. Premio Estatal de Periodismo Morelos 2012, empresario y maestro en Economía por el ITAM. Asesor en deuda pública, en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, del año 1997 al 2001.

About the author

Iván Ureña

Premio Nacional de Periodismo 2017. Premio Estatal de Periodismo Morelos 2012, empresario y maestro en Economía por el ITAM. Asesor en deuda pública, en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, del año 1997 al 2001.

Readers Comments (4)

  1. Iván, quiero decirte que si bien es cierto que has documentado y eres libre de argumentar y señalar sobre los cárteles de las organizaciones periodísticas en Morelos, yo, como presidenta de la Asociación de Periodistas de la Región Sur y Morelos (APRESMOR), Claudia Marino, quisiera comentarte algunas cosas que desconoces por cuestiones naturales, y también porque como muchos otros compañeros del gremio en Morelos, han señalado, el hecho de que esté la APECOMOR es signo de desconfianza para la mayoría, comentarte que en esta ocasión, el Congreso, decidió invitar a la APRESMOR, dado que como bien lo señalas, el año pasado fue la APECOMOR a través de la FAPERMEX que decidió sugerir a los jueces calificadores de los trabajos periodísticos. En esta ocasión, gracias a la invitación que nos hicieron por saber de nuestro trabajo en los últimos años y la dedicación que hemos tenido para estar vigentes, se logró que fuera un jurado mixto el que calificara estos trabajos, se logró que fueran cinco, dos propuestos por APRESMOR, dos por APECOMOR y uno que sería sugerencia del propio CONGRESO. En principio se había acordado que fueran tres jurados de Morelos y dos de fuera, la APRESMOR, apeló porque fuera gente de fuera, sin embargo, ganó la mayoría para que fueran dos y tres.
    Pese a ello y gracias a la participación de compañeros del gremio que son periodistas de a pie, se pidió que se ajustara el plazo, y algunas peticiones que el Lic Javier López y el diputado Javier Bolaños, aceptaron y entre las sugerencias, fue que este grupo de periodistas, sugiriera a un jurado, es decir, el que iba a proponer el CONGRESO, lo propusieron periodistas reporteros del estado.
    La APRESMOR hizo lo conducente y debido a que las dos personas que había buscado para ser jurado local, no pudieron (Elsa Castorela y Jesús Castillo), me dí a la tarea de buscar a dos personas de fuera. Uno de ellos fue Álvaro Delgado, de Proceso, amigo mío, quien me dijo que no podía participar, no sólo por la fecha, sino porque no cree en los premios que otorgan instancias de gobierno. Y eso lo comprendí y lo he comentado con otros compañeros para ver de qué manera pudiéramos hacer que desde otro espacio se pudiera reconocer el trabajo de los periodistas del estado, una tarea que es muy difícil, pero si nos organizamos podría hacerse, sin embargo eso es a mediano plazo. Después de Álvaro Delgado, busqué a Daniel Lizárraga, a Daniela Pastrana, Mónica González y a otros compañeros y compañeras. APRESMOR trató de encontrar un jurado fuera del estado y que tuvieran el nivel y el conocimiento para calificar trabajos periodísticos.
    Si bien es cierto que la APECOMOR, es cuestionada, se le ha considerado por año, no sólo por lo que mencionas y sugieres, algo que yo no puedo afirmar porque me he mantenido respetuosa y al margen de lo que esta organización hace, manteniendo una relación de respeto; pero justamente por ser una organización periodística de muchos años (cuestionada o no), han trabajado a favor de sus afiliados y eso es lo que ha valido que en Morelos, nos guste o no, ellos sean considerados, porque dicen que la Unión hace la fuerza, que el estar organizado sirve mucho más que estar cada quien por su lado y ellos han defendido a sus integrantes, lo cual hace una organización; la Canaco ve por los comerciantes; la Canacintra por los industriales, El Club de Rotarios, por la gente necesitada; etc. y eso les vale ser considerados para que ellos sugieran a jueces calificadores; nos guste o no, por eso, hoy lo valioso de esta ocasión, fue que también invitaran a la APRESMOR, cuyo objetivo ha sido la profesionalización del gremio y ha sido integrada por periodistas y comunicadores que trabajan día a día en diferentes medios como representantes de esos medios, y que la mayoría han sido de la zona sur. El hecho de que seamos la otra organización en el estado, de cuatro que hay, debidamente conformadas ante el Registro Público y Hacienda, es lo que nos ha valido para ser considerados y desde nuestra trinchera buscamos a gente que pudiera tener calidad moral y profesional para calificar los trabajos que se presentaron este año.
    La APRESMOR logró contar con la participación de Mónica González, destacada fotógrafa y periodista conocedora del tema, así como a Alejando Vélez, editor de un medio digital, catedrático y conocedor del periodismo; y a su vez, Daniela Pastrana, periodista reconocida, integrante de Periodistas de a Pie, junto con Marcela Turatti, y catedrática de la Carlos Septién, aceptó, por parte de los periodistas compañeros de Morelos que la buscaron, formar parte de este jurado, por lo que como verás, de nuestra parte, logramos como reporteros del día a día, así como organización (APRESMOR) que se pudieran meter tres jurados fuera de Morelos y de un nivel que considero bastante bueno.
    La APECOMOR, como te comento, trajo a un periodista del Estado de México y a la señora Laura Rodríguez la que participa en el noticiero de Teodoro Rentería. Si bien es cierto que para muchos sigue habiendo mucho qué hacer y siguen cuestionando que esté la APECOMOR, creo que la APRESMOR y las y los compañeros que se interesaron en firmar un documento y pedir mayor apertura, logramos ganar un espacio que no habíamos tenido. Desafortunadamente hubo varias categorías que se declararon desiertas o que no cumplieron con el requisito y así lo hizo saber en un boletín el propio Congreso lo cual fue publicado en varios medios (te comparto la liga de la APRESMOR http://apresmor.com/archivos/6662 donde también se publicó), por lo que el comentario que señalas y que textual dice: La formación del jurado, fue mediante una convocatoria, se inscribieron como jueces la Asociación de Periodistas de la Región Sur de Morelos (APRESMOR) y la Asociación de Periodistas y Comunicadores del Estado de Morelos (APECOMOR), pero si se deseaba participar con algún trabajo, necesariamente estaría sujeto a la opinión de estas asociaciones”, quiero señalar que tu apreciación de “necesariamente estaría sujeto a la opinión de las asociaciones”, en el caso de la APRESMOR, nada tuvimos qué ver con los jurados, ellos fueron totalmente libres y no se les dio línea, ni ninguna precisión sobre el tema, sólo se les compartió la convocatoria. Supimos después que hubo categorías como Foto noticia y Crónica, donde hubo trabajos que participaron, pero que lamentablemente no cumplieron con los criterios que ellos mismos establecieron para determinar si eran sujetos de reconocimiento.
    Entiendo que exista descontento por no haber ganado si es que participaste, y precisar que sólo se podían meter dos trabajos y tú haces alusión a cuatro, no sé si por eso descartaron todos los que metiste, porque sólo eran dos. En un concurso, siempre habrá gente que se enoje, como lo hubo en esta ocasión; y el hecho de que se transparenten los trabajos y los criterios, toca al comité organizador que en este caso es el Congreso, yo estoy de acuerdo que así debería ser, incluso estoy pidiendo a quienes participaron por parte de la APRESMOR, su opinión sobre por qué declararon desiertas algunas categorías para poderlo dar a conocer porque hay inquietud de quienes participaron y no ganaron. Entiendo la situación y en lo personal, como asociación civil, afortunadamente no me queda el saco, porque además ni siquiera nos mencionas de ser un cártel del periodismo en Morelos, pero sí creo que estás juzgando de más algunas cosas, que consideré importante precisar para tu concocimiento. Yo creo que hay que seguir participando, en esta ocasión ganaron varios compañeros y compañeras, que estoy segura que lo merecían y que el jurado, se manejó de manera independiente, por lo menos los tres que yo te menciono. Esta experiencia nos sirvió como organización para entender desde adentro cómo están las cosas, cómo funcionaron, y de nuestra parte se hizo lo mejor que se pudo para lograr tener un jurado de mejor nivel y no sólo con gente de la APECOMOR, cosa que reconozco del actual diputado Javier Bolaños y el Lic. Javier López, porque ellos tuvieron la apertura de hacerlo así en esta ocasión y atender a periodistas de la vida diaria, que incluso el año pasado solicitaron lo mismo, y no los atendieron. Quedo a tus órdenes.

    Responder
    • Claudia, gracias por tu respuesta.

      Aprovecho para felicitar públicamente a la APRESMOR, particularmente por haberle quitado el monopolio de la premiación a la APECOMOR, gracias a ello, se está generado públicamente este intercambio epistolar.

      Existen opiniones tuyas, con las que discrepo, pero concentrémonos, por ahora, en lo central, que es lo más importante y además coincidimos: la transparencia.

      “y el hecho de que se transparenten los trabajos y los criterios, toca al comité organizador que en este caso es el Congreso, yo estoy de acuerdo que así debería ser, incluso estoy pidiendo a quienes participaron por parte de la APRESMOR, su opinión sobre por qué declararon desiertas algunas categorías para poderlo dar a conocer porque hay inquietud de quienes participaron y no ganaron.”

      Que en esencia es la misma que la mía:

      ¿Por qué razón no hubo ganador en la categoría Periodismo Digital, Género Artículo?

      Y como puedes ver la presenté ante la instancia correspondiente, el Congreso.

      Espero que tú sí puedas lograr las respuestas, a una inquietud que no sólo es mía, aunque sea muy a destiempo, –la formulé desde el 1º de junio, hace 16 días– de por lo menos los tres jurados, que la APRESMOR influyó en su nombramiento y aseguras se manejaron de manera independiente. Y que también nos informen, la opinión de los otros dos –por los que no respondes– ellos responden a los intereses del presidente de la APECOMOR y bien sabemos lo que implica: se quedaron mudos, cerraron los ojos, se abstuvieron, vetaron, se salieron, recibieron una llamada, argumentaron, supongo que algo dijeron o hicieron.

      Iván Ureña.

      Responder
  2. José Adolfo Peña Julio 13, 2015 @ 10:37 pm

    Mi estimado Ivan:

    Debido a ciertas circunstancias que me impidieron leer a tiempo tu comentario respecto a los carteles del periodismo y la respuesta de mi entrañable amiga y compañera Claudia Marino, es que hasta ahora me atrevo y hago el siguiente comentario porque me siento aludido, ya que mencionas a los “ganadores” del Premio Estatal de Periodismo 2014, entre los que fui seleccionado en el género de columna.

    Mencionas que buscaste en Internet los textos galardonados y no encontraste trabajo alguno, aunque debo aclarar que
    este trabajo fue parte de las entregas que hago a través de las redes y lo puedes encontrar en tu mismo archivo, porque entre el cúmulo de correos y cuentas de Face a los que envío dichas entregas, y donde tengo el privilegio de contar con tu correo, e incluso algunos de mis trabajos se han reflejado en tu acreditable portal de Periodismo Sin Censura, independientemente que publico algunos en mi revista La Columneja de Pepe Peña.

    Ignoro quien, quienes o como hayan calificado los trabajos, pero me hicieron el honor de brindarme el pergamino en cuestión por el trabajo que te menciono.
    Concuerdo contigo en varios aspectos de tu comentario y también en el largo texto de Claudia, pero tengo mis propios puntos de vista al respecto. Por ejemplo que a través y causa de una columna (Abaco) que escribía en aquel entonces para el Sol de Cuernavaca y Estereomundo, fue que la administración del entonces gobernador Lauro Ortega Martínez, instituyó como decreto el Premio Estatal de Periodismo que después truncó Sergio Estrada Cajigal.

    Como algo de interés estatal, los jurados se nombraban entre personajes con apego a la cultura y las letras, personas que se dedicaban EXPROFESO TODO EL AÑO, a “beberse” los medios de comunicación que en aquel entonces no eran tantos y así era como decidían a los galardonados.
    Ignoro si les remuneraban su trabajo, pero formaban parte de ese decreto como si fuese una secretaría.

    Eran jurados “con toda la barba”. Desgraciadamente esa práctica no continúa.

    Al igual que tu, este año me sentí decepcionado, porque incursioné en Columna y Trayectoria. Mi trabajo escrito y mi trayectoria de 55 años en el periodismo fueron desechadas, porque tal vez el jurado consideró más atractiva la propuesta de mi amigo y compañero Zambrano al que premiaron por trayectoria.

    Pero así son las cosas mi estimado Iván, no siempre se gana y habremos de aceptar, no la derrota, sino la decisión de los jurados como si hubiésemos obtenido el premio. Acerca de esto, déjame decirte que para un servidor, el mayor reconocimiento, el mejor premio me lo dan las personas que a través de las redes critican para bien o mal mis entregas siendo esta señal que me están leyendo, y eso es lo más importante para el que esto escribe, el mejor premio.

    Sobre el mismo tema, quiero hacerte formal invitación (como en otras ocasiones) a que participes con nosotros en el Consejo Consultivo de PERIODISMO SOCIAL Y DEMOCRÁTICO,A.C., asociación debidamente protocolizada y en donde tenemos por delante un arduo trabajo que hacer en beneficio de nuestros compañeros, sin la intervención oficial

    Aquí tendrás otra trinchera y podrás exigir, se llame como se llame la agrupación, que se nos incluya, ya como jurados o como seleccionadores de personajes culturales, periodistas y de letras para formar parte de estos entes calificadores.

    Con mi mejor afecto, queda a tus ordenes, tu amigo Pepe Peña

    Responder
    • Estimado Pepe,

      Te lo pregunto públicamente, porque sospechosamente el jurado se negó a proporcionarme algún trabajo ganador: me podrías enviar la Columneja ganadora, específicamente la que premiaron el año 2014. Si la acompañas con la documentación sellada, de cuando la entregaste y el tema que abordabas, mucho mejor. Me gustaría poder leerla y aprender de los trabajos galardonados. Y para el 2015, también me gustaría tener la Columneja que mandaste para compararla con la ganadora.

      Te reitero lo que escribí, tanto en el 2014 como en el 2015 hubo consigna para que por ninguna razón, trabajo alguno de tu servidor fuera reconocido. Por cierto, la columna que enviaste ya fue publicada.

      Saludos y gracias.

      Responder

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*