El obeso e inoperante Ayuntamiento de Temixco

 

 

  • No tienen dinero, pero su nómina ya supera los mil empleados, muchos de ellos innecesarios.

 

  • “Demedicistas”, “Motistas” y priístas se disputan el control; pierde el pueblo.

 

Por Jesús Castillo

El Ayuntamiento de Temixco está en quiebra. No tiene recursos para obra pública, pago de laudos ni adquisición de patrullas, porque todo se lo gastan en sueldos, donde no hay austeridad.

 

La presidenta municipal tiene asignado un sueldo de 55 mil 409.71, lo que de entrada es ilegal ya que nadie puede ganar más que el gobernador (100 mil pesos mensuales), aunque ya con deducciones su ingreso real, según la información pública de oficio, es de 39 mil 870.09 cada quincena.

 

ASESORES TEMIXCO

Este municipio, cuya población es de alrededor de 116 mil habitantes sobre 102 kilómetros cuadrados, tiene que cargar, además, con el sueldo de nueve regidores que quincenalmente cobran 27 mil 383 pesos netos; un síndico que gana 31 mil 620 quincenales, y lo que es inconcebible: 23 asesores con salarios de entre 6 mil y 7 mil pesos quincenales, todo ello comprobable en la página de transparencia.

 

PRESUPUESTO DE EGRESOS 2016-page-007

En el presupuesto de egresos que deben presentar al Congreso y hacer público en su página de transparencia, aparece una serie de conceptos poco claros sobre el destino de los recursos. Por ejemplo, además de las remuneraciones al personal de carácter permanente, que se entiende que es la plantilla fija, y que es de 85 millones de pesos; aparece el concepto de “remuneraciones al personal de carácter transitorio”, con 11 millones de pesos.

 

Pero aún más: “Remuneraciones adicionales y especiales”, que no se sabe a qué se refiere, pero que contempla una erogación anual de 27 millones, además “otras prestaciones sociales y económicas”, que con ese nombre tan ambiguo justifica casi  53 millones de pesos al año.

 

Para “Servicios Básicos”, presupuestaron más de 14 millones de pesos. Casi trece millones de pesos en “Ayudas Sociales”, que son muy difíciles de comprobar.

 

Durante el 2016, los funcionarios del Ayuntamiento de Temixco presupuestaron gastarse siete millones de pesos en combustible, donde están incluidos los vehículos de los regidores y de algunos asesores.

 

Una revisión de la nómina nos permite verificar que por todos lados están los familiares del senador Fidel Demédicis, ya sea por parte de él o de su ex esposa, cuya ascendencia japonesa hace fácil descubrir quiénes son sus parientes. Los Orihuela de Alta Palmira también siguen enquistados.

 

De igual manera, los Mota y los Ocampo (y quienes encabezaron el movimiento posterior al homicidio de la alcaldesa) aparecen esparcidos en las diferentes dependencias del Ayuntamiento, tal como lo hubiera querido la difunta Gisela Mota Ocampo, quien es la que hizo posible que el PRD se mantuviera en el poder tras el desastroso gobierno del médico Miguel Ángel Colín y su inseparable abogado Santiago Ayala.

 

Hasta los priístas que llegaron con Nereo Bandera siguen en la nómina en espera de un milagro que los regrese al poder.

 

Todos ellos aguardan pacientemente a que pase el tiempo. Nada se puede hacer en Temixco por dos razones: una es porque no hay dinero y la otra es porque temen que el grupo contrario los boicotee.

 

La señora presidenta es un cero a la izquierda y ella misma lo sabe. Ahí decide Fidel Demédicis (o su sobrina Mariela) el síndico Gerardo Hurtado de Mendoza o la tesorera Adriana Dariela Aguilar Blanquel.

 

El síndico Gerardo Hurtado de Mendoza Armas es uno de los que más ha resultado beneficiado con todos los últimos acontecimientos. Aprovechó muy bien los días que estuvo como encargado de la presidencia, tras la ausencia forzosa de Gisela Mota.

 

Desde entonces, tiene asignada una patrulla como escolta y no la suelta, quizás porque también le sirve para llevar a su esposa e hija a su trabajo mientras él se ejercita en el Gimnasio Power Gym de Boulevard Juárez. Según usuarios, la pareja llega a las 5:30 en su vehículo particular, pero entre siete y ocho de la mañana ella sale y se sube a la patrulla que ya la espera. Minutos después la patrulla regresa, y espera a que el Síndico termine de hacer ejercicio, para custodiarlo durante el resto de día.

 

Sobre Jesús Castillo 144 Artículos
Periodista con 25 años de trayectoria; Premio Estatal de periodismo 2010 y 2012. Premio Nacional de Periodismo 2013.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*