Indefensión de estudiantes y académicos ante autoridades “superiores”

 

 

Primera parte

 

 

Gaspar Núñez Rodríguez

Si bien la actuación de jueces y consejeros, aunque alguna “legalidad” se alegue, ha sido del todo inmoral, el desempeño de la 4T-Morena no ayuda. La ya innumerable cantidad de casos muy desaseados de candidateos de Morena y su también desaseado activismo con miras a las elecciones ya en puerta, con el particular hecho p.ej., de la pertenencia a Nixvm de Mario Delgado y la candidata de Nuevo León, muestran con meridiana claridad que nuestro país sigue padeciendo la misma triste grilla puerca mezquina y corrupta de siempre. Ante esta realidad “Morenera” los esfuerzos del Presidente para lograr un acuerdo por la democracia resultan triviales, si no es que superfluos y frívolos.

 

EL PAÍS DEL SHOW. Seguimos en un país en donde el hecho de que una persona (si se le puede llamar así), que ya todos sabemos que es corrupta y mentirosa, le diga a un periodista una mentira cínica (y luego las respuestas en contra del periodista, y luego las respuestas en defensa del periodista, etc.), se convierte en un show mediático que acapara todas las marquesinas y enfoca todos los reflectores a ese patético espectáculo de la farándula periodística. A nadie le importa (y a esos periodistas parece que tampoco) p.ej., que 9 millones de niños y jóvenes no se incorporaron a sus escuelas este año. Lo que sí importa es lo que da show.

 

NO SON 5.2, NI 9, SINO 13 MILLONES LOS DESERTORES. Ya entrando en materia. El 23 de marzo muchos medios publicaron la noticia de que 5.2 millones estaban fuera del ciclo escolar 2020-2021 con base en la presentación de la “Encuesta para la medición del impacto Covid-19 en la educación” presentada por el INEGI. Era una simple noticia, sin material para un buen show, y ahí quedó todo. En tal Encuesta el INEGI, proclive como siempre a los sesgos favorables a intereses “políticos” centrales, ya le echa la culpa de antemano al covi. No concuerdo.

 

El 24 de marzo los periodistas Rubén Migueles y Teresa Moreno, más esforzados que los otros, publicaron un artículo más completo y un análisis enriquecido con la opinión de varios especialistas, titulado: “Por Covid y pobreza, 9 millones de alumnos dejan la escuela”.

 

(https://www.eluniversal.com.mx/cartera/por-covid-y-pobreza-9-millones-de-alumnos-dejan-la-escuela).

 

El artículo incluye la siguiente opinión:

 

 

 

En efecto, aunque la nota del INEGI no está redactada con claridad, se entiende que un total de 8.8 millones de estudiantes que tendrían que haber acudido a sus estudios, no lo hicieron. (No trataremos por ahora el hecho de que, con frecuencia, el INEGI tiende a subestimar esta clase de estadísticas). Ver gráfica abajo.

 

 

 

https://www.inegi.org.mx/investigacion/ecovided/2020/

 

Sin embargo, la gráfica del Inegi que se reproduce arriba, presenta una situación mucho más grave, porque también están los de la “Otra razón”. En el cuadro siguiente presentamos esos mismos datos, incluyendo los de la “Otra razón” y los totales.

 

GRUPO

ETÁREO

SÍ INSCRITOS

NO INSCRITOS

INSCRITOS

COVID-19

RECURSOS

TRABAJAR

OTRA RAZÓN

TOTAL

25 a 29 años

767,120

184,000

973,000

1,800,000

5,200,000

8,920,000

19 a 24 años

3,600,000

587,000

1,400,000

1,500,000

4,300,000

11,387,000

16 a 18 años

3,900,000

421,000

346,000

271,480

1,200,000

6,170,000

13 a 15 años

5,600,000

306,000

72,000

37,740

283,050

6,290,000

6 a 12 años

14,900,000

217,000

0

0

122,160

15,270,000

4 a 5 años

3,300,000

261,000

50,000

0

259,000

3,870,000

3 años

852,000

334,000

38,000

0

1,200,000

2,424,000

TOTAL

32,919,120

2,310,000

2,879,000

3,609,220

12,564,210

54,281,550

%

60.6%

4.3%

5.3%

6.6%

23.1%

100.0%

Total sin 25-29

32,152,000

2,126,000

1,906,000

1,809,220

7,364,210

45,357,430

%

70.9%

4.7%

4.2%

4.0%

16.2%

100.0%

 

El análisis de este cuadro es más ilustrativo y muestra más claramente la gravedad de la situación: Aún quitando el grupo de los 25 a los 29 años de edad, prácticamente el 30% de los niños y jóvenes que deberían estar cursando sus respectivos estudios, no lo están haciendo. Esto es completamente inaceptable para quienes apoyamos el proyecto de Amlo durante más de dos décadas; el señor Presidente tiene mal jerarquizadas las prioridades, no puede haber ninguna prioridad de mayor nivel que la educación o formación escolar de los niños y jóvenes de México, es la preparación de quienes tendrían que conducir el futuro de nuestro país. El señor Presidente está ocupado cuidando las elecciones para Morena (sin preocuparse del profundo desaseo de su partido [fui socio fundador de Morena, pero a un partido como éste ya no lo considero mi partido]), y muy ocupado tratando de quitarle los 471mmdp a las grandes empresas nacionales e internacionales que parasitan sobre los hombros de los contribuyentes cautivos, y otros asuntos “importantes”. De paso, estos datos muestran que lo de “los pobres primero” se está convirtiendo en un cuento chino; la gran mayoría de los desertores son pobres y muy pobres; las escuelas privadas no han tenido bajas significativas, la brecha de la desigualdad sigue creciendo y profundizándose.

 

¿Es importante tratar de eliminar el despojo y la corrupción en el sector eléctrico? Sí. ¿Pero es más importante eso que los más de 13 millones de niños y jóvenes que no están estudiando como deberían y tienen derecho? ¡POR SUPUESTO QUE NO¡ La educación y preparación de nuestros niños y jóvenes (así como alimentación y condiciones de vida dignas) es absolutamente prioritaria, no puede haber otra prioridad mayor, o para que se entienda más aún: ES LA MADRE DE TODAS LAS PRIORIDADES¡¡¡

 

Ahora bien ¿Porqué dije arriba que no concuerdo? En primer lugar, los propios datos del INEGI, como se ve en el cuadro anterior, demuestran que las deserciones achacadas al covi, aún eliminando el grupo etáreo de los 25 a 29 años, apenas llega al 4.7% del universo considerado, mientras que las demás causas juntas alcanzan un 24.2%; dicho de otra manera, de la deserción total solo el 16% puede atribuirse al covi, lo cual demuestra que el título de la encuesta es claramente tendencioso, y posiblemente faccioso.

 

Por otro lado, hay Derechos: “Los Derechos Humanos de niñas, niños y adolescentes están previstos en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en los tratados internacionales y en las demás leyes aplicables, esencialmente en la Convención sobre los Derechos del Niño y en la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes (publicada el 4 de diciembre de 2014),” https://www.cndh.org.mx/derechos-humanos/derechos-de-las-ninas-ninos-y-adolescentes .

 

Entre esos derechos está la Educación, y todos y cada uno de esos derechos son inalienables y nadie puede vulnerarlos ni desconocerlos bajo ninguna circunstancia, dicho de otro modo, ni aún el covi justifica ni desobliga al Estado Mexicano de cumplir con su responsabilidad, a través del Gobierno de la República que es el brazo ejecutivo. Por lo cual se puede concluir que el Estado Mexicano y la 4T en particular, de acuerdo con los datos de la tal encuesta, contando desde los 3 años y hasta el grupo de los 16 a los 18 años incluso, está ignorando y vulnerando, violando los derechos de al menos 5.4 millones de niños y adolescentes.

 

La situación del grupo de los 19 a los 24, es decir, los que están en la edad de la universidad, no es menos grave. Este grupo tiene un total de 11.4 millones de ciudadanos, de los cuales solo 3.6 millones están inscritos, es decir, apenas el 31.6% está acudiendo a alguna universidad o similar. Catastrófico¡ Ningún país se desarrolla con eso.

 

Sin contar el grupo de los 25 a los 29 años, casi el 30% directamente han abandonado sus estudios, pero además, es bien conocido el agravamiento de la ya de por sí deteriorada calidad de la educación escolarizada en nuestro país. La SEP, principal responsable, en lugar de aprovechar la coyuntura para mejorar los niveles educativos, ha hecho lo contrario; bajo la batuta de Esteban Moctezuma primero, y de la maestra Delfina ahora, quien además declaró que no iba a cambiar nada, y con lo que más se ha dado a conocer es porque está corriendo a la mayor cantidad de gente que puede correr de la SEP (o sea que sí está cambiando algo), y ahora con la convocatoria para cambiar las ilustraciones de los libros de texto gratuitos; anda ocupada en cuestiones “sustanciales”. Sinceramente, y aunque me tilden de machista (lo cual es falso), muchos consideramos que la “maestra” dista mucho de contar con las capacidades y habilidades necesarias para encargarse de las tareas que debería emprender la SEP que es, o debería ser, la Secretaría estratégica más importante para el desarrollo del país (a este respecto ver el artículo “Educación: entre el desamparo y la esperanza”, Erick Juárez Pineda, Director editorial de Educación Futura. https://www.jornada.com.mx/2021/03/28/opinion/015a1pol ).

 

Si Vasconcelos revive y ve el nivel intelectual, le da un patatús y estira la pata otra vez (No debió de morir, ay¡¡ de morir¡¡).

 

Resulta deplorable el descuido, o incluso desdén, del ejecutivo hacia la Educación. Ya la designación de Esteban Moctezuma lo indicaba, y luego con la Maestra Delfina se confirmó (La hubieran dejado seguir en la grilla, “a eso sí le sabe”).

 

En este país se violan la Constitución y los derechos todos los días; y el rezago educativo que se está generando, fácilmente alcanza para otras dos o tres décadas perdidas. NIÑOS Y ADOLESCENTES, Y DEMÁS JÓVENES EN EDAD DE ESTUDIAR, SE ENCUENTRAN EN COMPLETA INDEFENSIÓN.

 

Cuando un país, por la razón que sea, no paga puntualmente los sacrosantos “servicios” de su deuda pública a la banca internacional, no se hace esperar la ley del talión, la descalificación de las “calificadoras”, e incluso pronunciamientos de organismos internacionales como la ONU y el Banco Mundial. Una comunidad internacional hipócrita y ruin, que sabía perfectamente que el gobierno de Fecal era ilegítimo cuando endeudó a México con más de 4 billones de pesos, y también el grado de ilegitimidad del Copetón cuando endeudó al país con otro 25% del PIB nacional, de modo que actualmente la deuda pública asciende a más del 50% del PIB, y los intereses que se pagan son más que el presupuesto de la Secretaría de Educación y la de Salud juntas, recursos más que suficientes para cumplir con la obligación Constitucional, refrendada en varios tratados internacionales, de garantizar los derechos de los niños. Pero los intereses de los señores banqueros son más importantes que la educación, la salud, la vida de más de 13 millones de niños y jóvenes mexicanos, y de hecho, más importantes que todos los mexicanos juntos.

 

DE PILÓN: LA INDEFENSIÓN DE LOS ACADÉMICOS. Por estos días hará dos años que inicié un juicio ante Conciliación y Arbitraje (a través de un despacho) por la violación a mis derechos humanos, constitucionales, laborales y contractuales, por parte de las impresentables autoridades, corruptas y viles, del Colegio de México a cargo de Silvia Giorguli (No sé porqué me acordé de una canción popular que dice en alguna parte: “su religión es la indecencia”).

 

Y al cabo de dos años no hay ninguna noticia. No es inusual. Continuamos en mi próxima entrega con la indefensión de los académicos ante las “autoridades superiores”.

 

 

Dr. Gaspar Núñez Rodríguez

Investigador Nacional Nivel I

@DrGasparNunez

https://www.researchgate.net/profile/Gaspar-Nunez  

1° de abril de 2021

 

 

Sobre Gaspar Núñez Rodríguez 15 artículos
Ingeniero Agrónomo Especialista en Economía Agrícola por la Universidad Autónoma Chapingo; Maestro en Economía por El Colegio de México; Doctor Cum Laude por la Universidad Autónoma de Barcelona; Investigador Nacional Nivel I por el Sistema Nacional de Investigadores en virtud de logros en investigación original.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*