La coalición de izquierda vencerá próximo el 6 de junio

 

 

Rigoberto Lorence

 

Ya estamos en pleno cierre de las campañas electorales en todo el país. Y si bien es cierto que arrasar en campaña no equivale a llenar urnas, al menos tenemos indicadores válidos para guiar nuestro camino en medio del fragor de los discursos, las lonas, los espectaculares y el perifoneo que acompaña a esta clase de eventos.

 

De manera tradicional, las elecciones intermedias han significado un tropiezo para el gobierno en turno. El PAN de Fox perdió votos en 2003 respecto a los ganados en el 2000; el PAN de Calderón tuvo menos votos en 2009 que los supuestamente obtenidos en 2006, mientras el PRI de Peña Nieto en las elecciones del 2015 vio reducido su caudal en relación con el cosechado en 2012. Los estudiosos llaman a este fenómeno el voto de castigo contra el desempeño del gobernante en turno.

 

En las presentes elecciones, todo indica que la coalición de izquierda va a aumentar el caudal de votos que recogió en 2018, no solo porque el padrón tiene más electores sino porque la gente del común está contenta con el desempeño de AMLO. Es decir, que en esta elección no habrá voto de castigo, o se reducirá hasta alcanzar solo una pequeña expresión, centrada sobre todo en sectores que anteriormente disfrutaban de algunos privilegios. (Y geográficamente localizados en el centro y norte del país).

 

Por cuanto a las campañas para diputados federales, las preferencias se inclinan en favor de la Coalición de Izquierda (Morena-PVEM-PT) sobre la de sus rivales de derecha, Va por México (PAN, PRI Y PRD) y MC. A la fecha, la izquierda lleva la mayoría de la siguiente manera: Morena, 42%; PVEM, 6% y PT 5%. En total, una votación del 53% de los sufragios, la cual se prevé aumente con el paso de los días.

 

Las tendencias indican con claridad que la mayoría de la Cámara de Diputados seguirá siendo encabezada por la Coalición de izquierda, con la posibilidad de construir una mayoría absoluta (251 legisladores) que incluso puede llegar a convertirse en mayoría calificada (334). (Roy Campos, Mitofski).

 

Inclusive si los partidos de registro reciente (RSP, Fuerza por México, PES) no obtuvieran el 3% de los votos, y por lo mismo perdieran su registro, podrían eventualmente ganar en algún distrito específico, y su legislador(a) podría unirse ya en funciones a la mayoría de legisladores progresistas.

 

Por otro lado, la izquierda reúne las preferencias mayoritarias en al menos 10 de los 15 estados en disputa, quedando posiblemente para los partidos de oposición solo Querétaro, Chihuahua, Baja California sur y quizás San Luis Potosí para el PAN y sus aliados, y Nuevo León para MC. Aunque no es posible predecir en este momento si esta candidatura llegará desinflada al 6 de junio, porque está dando notables muestras de agotamiento.

 

El resto de las campañas arroja los siguientes resultados parciales en cuanto a preferencias:

  • Baja California. Morena-PT con su abanderada Marina del Pilar Ávila conservará la gubernatura con una ventaja considerable sobre los aspirantes del PRIAN, solo que hoy se agrega a la contienda por diversos reacomodos Jorge Hank Rohn.

  • En Campeche, Layda Sansores (Morena-PT) lleva amplia ventaja sobre los candidatos del PRIAN y de MC.

  • En Sinaloa la diferencia se ha ido reduciendo, pero sigue en pie, con ligera ventaja de Rubén Rocha sobre el candidato PRIAN.

  • Sonora; la coalición de izquierda adelanta a la oposición de derecha: Alfonso Durazo sigue encabezando las preferencias.

 

  • En este punto vale señalar que las fronteras terrestres del país quedarán a partir del 6 de junio en manos de la izquierda: las del sur (Tabasco y Chiapas, donde gobierna la Coalición progresista) con Guatemala y en el norte Baja California y Sonora, con una extensión muy grande, mayoritaria sobre los más de 3 mil kilómetros de frontera con USA.

 

  • Zacatecas: la ventaja de la izquierda es muy grande, con David Monreal a la cabeza.

  • En Colima la ventaja de Indira Vizcaíno es considerable sobre los abanderados del PRIAN.

  • En Guerrero, la candidatura Félix Salgado Macedonio, de Morena, fue anulada, pero le sucedió en la postulación su hija Evelyn, quien está realizando una campaña arrasadora, según expertos. En ese estado el PRI está muy desprestigiado, y el PAN apenas tiene una presencia testimonial, como en todo el sur del país.

  • En Michoacán la ventaja de Alfredo Ramírez Bedolla (Morena-PT) es muy amplia sobre los aspirantes del PRIAN. A pesar de los descontroles ocurridos luego del desconocimiento por el INE de la candidatura de Raúl Morón.

  • En Nayarit la Coalición de Izquierda encabezada por Miguel Angel Navarro aventaja con un buen trecho a la oposición.

  • En Tlaxcala, Lorena Cuéllar, abanderada de la Coalición casi duplica la intención del voto al representante del PRIAN.

  • Querétaro: Mauricio Kuri del PAN tiene amplia preferencia sobre la abanderada de Morena-PT.

  • En Nuevo León había un avance considerable de Samuel García (MC) sobre sus contrincantes de Morena-PT y PRI-PRD. Pero al final de la campaña la candidatura emecista ha venido perdiendo gas.

 

Si las tendencias de la votación para gobernador se mantuvieran igual, la mayoría de los estados de la federación quedaría a partir del 6 de junio en manos de la izquierda, ya que a los 6 que gobierna actualmente (CdMx, Morelos, Puebla, Veracruz, Tabasco y Chiapas) se añadirían por lo menos los 10 estados donde se perfilan sus aspirantes, de manera que 16 de los 32 estados del país serían gobernados por la izquierda progresista en sus diversas expresiones.

 

Todo indica que el poder de la Coalición de Izquierda será ratificado por el pueblo el 6 de junio, y los programas de cambio y transformación seguirán adelante, bajo el mando de AMLO y con base en el amplio apoyo de las masas populares.

 

 

Sobre Rigoberto Lorence 89 artículos
Estudió en la Facultad de Derecho y Ciencias y Técnicas de la Comunicación en la UNAM. Militante de las organizaciones democráticas y revolucionarias de México desde hace unos 40 años. Ha impartido cursos de reportaje, redacción y otras áreas dentro del periodismo.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*