La Derrota

Artículo Leído: 1.132 veces

El Jabonero

 

 

Por: Gerardo Becerra Chávez de Hita

 

Este domingo pasado será recordado por el PRD y sus candidatos como el “Domingo Negro”, sí, ese en donde la mayoría de los ciudadanos les dimos una tunda electoral de dimensiones históricas para ese instituto político en Morelos. La gente salió a votar desde la mañana y poco o nada importó los dos mil taxis que Graco y sus personeros contrataron días antes para movilizar, según ellos, alrededor de siete mil votante$ cautivo$. Desde el sábado 6 de junio se vislumbró el tamaño de la movilización que preparaban, al percatarse la gente que en la Privada de Pericón, al norte de la ciudad capital, se veían largas colas de personas que recibían dinero a cambio de su posible voto al día siguiente.

 

Alrededor de las cuatro de la tarde de ese día sábado, este que escribe, recibió la llamada de “Claudia X” la cual me informó que había logrado entrar al domicilio que durante años habían habitado los familiares del Dr. Lupian y allí mismo, una persona de nombre “Oliva”, les había entregado quinientos pesos a cambio de una copia de su credencial de elector vigente y el compromiso verbal de ponerse a disposición de una de las varias “bases” de taxis que estarían listas desde las 6:30 am. En ese momento se les informó que en la Barona, Puente 2000, la Ciclopista y la glorieta del Club de Golf Cuernavaca, entre otras, habría taxis listos a llevarlos a votar en la casilla que les correspondiera.

 

Y así fue, los taxis estuvieron listos, los choferes acicalados y los automóviles con gasolina suficiente, los que no llegaron completos fueron los votantes. La jornada electoral iniciaba con malas noticias para el bunker de Messeguer y Cia. Para las nueve de la mañana muchas de las casillas no se habían habilitado y los supuestos representantes oficiales no estaban en sus lugares, el IMPEPAC no había cumplido con su deber legal y dejaba la jornada electoral en manos de improvisados ciudadanos que poco o nada sabían de la mecánica a seguir. Solo en el distrito 4º no se presentaron el 18% de los representantes de casilla, desde presidentes, secretarios, hasta escrutadores y demás personal. Una desorganización completa.

 

Para las doce del día se percibía que la asistencia a las casillas de votación era copiosa y que se rompería sin duda el pronóstico fatalista de que solo el 40% del padrón de Morelos votaría. Ya para entonces, el candidato de Graco empezaba a ponerse nervioso, él sabía que si la ciudadanía salía a votar de nada le servirían los seis o siete mil sufragios comprados a quinientos pesos el día anterior y más aún, se percibía que la estructura del PRD en Cuernavaca sería rebasada sin duda por la horda de ciudadanos que estaban llegando a votar libremente a las casillas en todo Cuernavaca, que desde luego no optarían por el PRD y sus candidatos a la hora de votar.

 

Cerca de las seis de la tarde seguían llegando votantes, las casillas estaban a punto de cerrar y se veían modestas colas de personas que esperaban pacientemente su turno para sufragar. Las colonias de clase media y alta tuvieron una votación superior a la que se esperaba. En esas concentraciones ciudadanas de Cuernavaca difícilmente iban a votar por Messeguer y su partido. Las clases medias votan libremente y lo hicieron en su mayoría por el PRI, PAN y el PSD, de ahí que aparentemente exista una ventaja pírrica en favor del futbolista Cuauhtémoc Blanco.

 

Los ilusos, magos de la política electoral, que desde luego no conocen la idiosincrasia del Cuernavacense, atribuyen que fue Graco el que a las 14:00, viendo que su gallo se desplumaba solo, daba la orden para que sus estructuras le dieran el voto al PSD y con ello debilitar al PRI y su candidata. Nada más irreal y falto a la veracidad que ello, para esa hora las estructuras del PRD ya habían salido a votar y no lo podían volver a hacer, los votos comprados el día anterior ya habían tomado su taxi y votado en la casilla cercana a su domicilio. Es más este que escribe fue testigo de cómo desde una camioneta destartalada en la calle Plutarco E. Calles, frente a la casilla de la sección 368, salían jóvenes mujeres tratando de incidir el voto en favor del PRD a cambio de varios billetes de doscientos pesos a eso de las 15:00hrs. la gente las rechazaba y tuvieron que ser retiradas por la orden de la presidencia de la casilla.

 

El promedio de participación ciudadana nacional en esta votación del domingo fue de +-47%, en Morelos superó el 53% de participación, en buen cristiano salimos a votar cerca de noventa mil morelenses más proporcionalmente que en otras partes del país. Eso quiere decir que cuando menos hubo 20 mil votos en Cuernavaca que no fueron motivo de la corrupción de los partidos políticos y que votaron libremente en contra del PRD. No nos hagamos bolas ni compremos hazañas de un gobernador tramposo y mañoso. El triunfo en las urnas fue de los ciudadanos.

 

Haga un ejercicio de consulta, amable lector y compare esta elección con la intermedia del año 1997 cuando Carillo Olea gobernaba, igual que Graco en este momento estaba en la tablita para ser ejecutado. Verá que Sergio Estrada Cajigal llega a ganar Cuernavaca en contra del PRI porque la clase media salió a votar en contra de ese partido. No importó quien era Estrada, si tenía o no experiencia política, lo importante era derrotar a Carrillo Olea, como ahora derrotamos a Graco.

 

El mensaje y orden de la ciudadanía a los partidos políticos que resultaron ganadores, igual que a los candidatos es: ¡NO QUEREMOS A GRACO!

 

Si los diputados y presidentes municipales electos no entienden esto, entonces seguramente vendrán actos violentos para lograr el cometido de sacar a Graco del poder.

 

 

JABONAZO

 

Perdió Messeguer, perdió el PRD, el mensaje de la ciudadanía es claro. La gente no quiere a Jorge Messeguer en ningún puesto dentro del gobierno estatal después de esto. Sería una afrenta a Morelos verlo de nuevo como secretario de obras públicas o en alguna otra responsabilidad pública.

 

Escrito por Gerardo Becerra

Gerardo Becerra

Empresario, columnista, líder social y ex consejero de Coparmex, Canaco y Canacintra.

About the author

Gerardo Becerra

Empresario, columnista, líder social y ex consejero de Coparmex, Canaco y Canacintra.

Readers Comments (5)

  1. ROBERTP RODRÍGUEZ G Junio 10, 2015 @ 8:46 pm

    Estimado Gerardo, cada vez que mencionas a Carrillo Olea, debes de poner en tus artículos que tu eras gran amigo de Graco Ramírez, del ex gobernador narco Marco Adame Castillo, y cual es la razón de que no incluyas a Sergio Estrada si bien sabes que intimidaba con la hija de un narco. Si quieres tener credibilidad tienes que decir la historia real de otra forma al igual que Graco solo te hundirás en mencionar lo que a ti te conviene, o es que acaso tu eres igual que esos personajes

    Responder
  2. Creo que no ves con claridad lo que aquí se escribe. En muchas ocasiones he mencionado que Graco y yo iniciamos la lucha en contra de Carrillo. Conocí a Marco Adame y nunca fue mi amigo y no entiendo cuál sería la razón de mencionar en esta columna que Estrada intimaba o no con la hija del azul. Con respeto estimado Robertp tú comentario es raro, por no decir que irrelevante en este caso.

    Responder
  3. Estoy de acuerdo . Apreciable Gerardo Becerra: es un comentario fuera de lugar y totalmente irrelevante para los lectores de tu columna.

    Responder
  4. Rosario Vilchis Junio 11, 2015 @ 4:34 am

    Les recomiendo que lean la entrevista que se publicó en este medio, en donde Gerardo habla sobre el tema.

    http://www.periodismosincensura.com.mx/graco-traidor-como-es-su-naturaleza-entrevista-con-gerardo-becerra/

    Responder
  5. Aarón L. González Vásquez Junio 11, 2015 @ 12:15 pm

    Gerardo:

    Saludos afectuosos al que escribe y lo comentarios de los lectores de esta sección.

    En lo personal no creo que sea irrelevante el comentario de Roberto, pero si fuera de lugar, es una manera de distracción para restarle importancia a la noticia, pero si sería interesante hacer una relatoría de lo que pasó en aquel entonces.

    Lo importante en este caso se logró, a pesar de que Maricela iba punteando, hay que ver en este caso la historia y ver realmente sus antecedentes familiares, sociales y políticos, igual que con Messeguer, creo que hay un hartazgo político, sin embargo hay que ver quién está atrás de Cuauhtémoc, hay que tener cuidado con ellos, pronostico el aumento desproporcionado de los impuestos prediales y de muchas otras cosas, sin embargo hay que estar preparado para todo lo que viene, Aarón L. González Vásquez…,

    Responder

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*