La zanahoria y el garrote

Artículo Leído: 168 veces
ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR.- QUE POR FIN SE DIGNARÁ RECIBIR A RICARDO MONREAL.

 

 

 

YO ACUSO

 

 

Armando Vargas Mora

No tiene nada de raro que en el partido Movimiento Regeneración Nacional, MORENA, su líder y dueño les otorgue la calidad de infantes  a su círculo más cercano, los políticos muchos de ellos ávidos de una candidatura y si es de representación proporcional, mejor.

 

Impuesto Andrés Manuel López Obrador hacer su santa voluntad, monta en cólera cuando cualquiera de sus allegados pretende salirse de su redil. Dos casos son emblemáticos: hace casi seis años Marcelo Ebrard que punteaba en las encuestas que su mismo partido mandó hacer exprofeso para la candidatura presidencial y, apenas el pasado agosto en que Ricardo Monreal Ávila se inconformó con la encuesta “cuchareada” de su partido, donde burdamente se exhibieron cuando Martí Batres a través de un tuit comunicó que la ganadora lo era Claudia Sheinbaum.

 

En su momento en este espacio apuntamos que LO DE MONREAL ERA UN GRAVE ERROR DE AMLO, más pronto de lo que pensamos el tiempo nos da la razón, porque al percibir el tabasqueño que las cosas no le vienen pintando tan bien como el deseara, después de que desdeñó hablar con Ricardo Monreal en diversas ocasiones, ahora, después de tener comunicación telefónica, todo parece indicar que será en los próximos días en que ambos se reúnan. López Obrador ya adelantó que le pedirá al ex gobernador de Zacatecas y actual delegado en Cuauhtémoc que no se vaya de MORENA, que no se vaya con “la mafia del poder”, es decir, después del garrotazo pretende darle la zanahoria, no sin antes aclarar que el asunto de Claudia Sheinbaum es cosa juzgada, como quien dice y parodiando al clásico: NO SE HAGAN BOLAS, LA PRÓXIMA CANDIDATA PARA LA CDMX SE LLAMA CLAUDIA SHEINBAUM.

ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR.- QUE POR FIN SE DIGNARÁ RECIBIR A RICARDO MONREAL.

Pero no es que le hubiese bajado una rayita a su característica soberbia, es, como apuntamos, que las cosas no le vienen pintando como él mismo quisiera, muy probablemente ahora sus propias encuestas están poniendo en evidencia la realidad política que no quiso ver durante las elecciones de 2006 y 2012 cuando alardeaba de llevar una delantera de hasta 10 puntos porcentuales, pero además tenemos la última encuesta presidencial de Consulta Mitofsky que en tratándose de los principales partidos políticos, anunció que en primer lugar continúa MORENA con un 19.3 por ciento, PAN con 19 y PRI 18.1 por ciento. Pero ya con alianzas, la empresa dice que MORENA-PT suman un 23.1 por ciento, PRI-VERDE ECOLOGISTA 23.6% Y PAN, PRD Y Movimiento Ciudadano tienen un 27.2%, éstos últimos fuera de lo que los propios encuestadores consideran “margen de error”.

 

Recordemos que hace 19 años que Ricardo Monreal se reveló en el Partido Revolucionario Institucional cuando éste instituto político le negó en Zacatecas la candidatura para el gobierno de ese estado, entonces se le presentó la disyuntiva de aguantar el garrotazo o tomar la oportunidad que en ese tiempo le brindó el Partido de la Revolución Democrática, cosa que finalmente hizo y triunfó, de hecho fue el primer gobernador del PRD, antes había ganado Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano la jefatura de gobierno del Distrito Federal. Ahora Ricardo Monreal tiene la disyuntiva de aspirar a ser el secretario de gobernación virtual (o legitimo si decide el peje volver a ser presidente legítimo de perder como muchos suponen), o jefe de gobierno real de concretarse una candidatura por el Frente Ciudadano por México.

 

También debemos recordar que, a Ricardo Monreal Ávila se le reconocen grandes atributos en materia electoral, tal vez por eso es que en el 2012, fue el coordinador general de la campaña presidencial de Andrés Manuel López Obrador.

 

Lo cierto es que los sismos del 7 y 17 del pasado Septiembre alteraron la cuestión electoral, se hubieron de retrasar los tiempos en todos los partidos; Ricardo Monreal no podía tomar una determinación prematura, nos referimos a las múltiples ofertas que ha recibido, incluida la del mismo PRI que rechazó de inmediato en un acto de congruencia política, independientemente de que hubiese sido políticamente incorrecto en virtud de que, como lo dijo en repetidas ocasiones, primero estaba la atención y reconstrucción de los damnificados.

 

Cierto es también que Andrés Manuel López Obrador necesita, casi de manera imprescindible diríamos, a un personaje como Ricardo Monreal el año venidero, pero lo ocupa en las boletas. Pero AMLO, lejos de aprovechar la avalancha política que se le vino a Claudia Sheinbaum, ha declarado que eso no estará en la mesa durante la reunión que los personajes sostendrán en los próximos días.

RICARDO MONREAL ÁVILA.- DESHOJANDO LA MARGARITA.

El otro personaje es nada menos que Marcelo Ebrard de quien, desde hace unos días para acá se viene diciendo de manera infantil que pudiera ser el candidato de MORENA, de cualquier forma no deja de ser una broma de muy mal gusto. También se dice de Marcelo que, una vez que están por prescribir los delitos de que se le acusó de cuando fue jefe de gobierno del entonces D. F., arribará al país para quedarse y hacer política al lado del tabasqueño, de no tener ninguna delicadeza como la mayoría de los políticos. Porque debemos decir que hace apenas unas semanas que le pidió una audiencia y se la concedió López Obrador, pero de última instancia le canceló, pero en cambio le pidió a su hijo, quien es el que realmente manda y le sopla en la nuca a Martí Batres en la dirigencia de MORENA, le atendiera. Se dijo que el motivo de Marcelo Ebrard era ofrecerle sus servicios e incorporarse al proselitismo del fundador y dueño de MORENA.

 

Y es que a muchos nos falla la memoria, esa amnesia política que hace que se nos olvide que durante los pasados comicios internos rumbo al 2012, los dos contendientes lo eran Andrés Manuel y Marcelo, entonces, cuando todavía los seguidores y fanáticos del peje le creían, vino aquella famosa vacilada de la encuesta al interior del PRD, con los resultados que todos conocemos, aquel triunfo con los porcentajes tan inesperados como increíbles: 51% para AMLO y 49% para Marcelo. Recordamos que mucho se le criticó a este personaje que se dice tiene una buena cantidad de acciones de Aurrerá, por la simple y sencilla razón de que, otras encuestas “espejo” que se hicieron, lo dieron como el ganador indiscutido, sin embargo, prefirió hacerse a un lado y dejar el paso a AMLO que lo había apoyado, eso hay que decirlo, en aquel asunto de Tláhuac en donde dos policías fueron quemados vivos y otro más sobrevivió al ataque, en ese tiempo don Marcelo se desempeñaba como secretario de seguridad pública del entonces D.F. y, como era un puesto cuyo titular podía ser removido legalmente por el presidente de la república, para luego es tarde y Marta Sahagún hizo lo conducente, en contra partida López Obrador le instaló de inmediato en SEDESOL y de ahí catapultó su candidatura a la jefatura de la ahora CDMX, por eso entendemos que, en ese 2012 Marcelo Ebrard cediera la candidatura presidencial, un acto doloroso tal vez, pero de plena congruencia de una persona leal. En ese tiempo algunos columnistas escribieron que la actitud de Marcelo Ebrard se debió a que, cuando AMLO se enteró de su inminente derrota interna, declaró que él no apoyaría a otro candidato que no fuera él mismo.

 

MARCELO EBRARD.- NO PUEDE DESDEÑARSE A UN POLÍTICO DE SU ESTATURA.

Y ahora resulta que, después del desaire de la pretendida entrevista de Ebrard, hace unos días el propio tabasqueño declaró que el también ex jefe de gobierno era un político honesto y valioso, y que en los próximos días lo agendará, para que por fin se de esa famosa plática personal que tienen pendiente.

 

Lo dicho, algo pasó para que AMLO le esté bajando una rayita a su soberbia.

 

Por último queremos apuntar que, independientemente de los porcentajes que apuntamos arriba, inclusive poco creíbles dado el repunte mostrado por el PRI, todo parece indicar que el gobierno de Peña Nieto le tiene preparado a López Obrador un pollito a la tabasqueña, y que se lo servirá el año entrante en plena campaña política, parece que se trata de algo que pondrá a temblar hasta la fanaticada MORENA, no son precisamente vulgares recaudadores, al tiempo.

 

 

Escrito por Armando Vargas Mora

Armando Vargas Mora

Contador y analista político

About the author

Armando Vargas Mora

Contador y analista político

Be the first to comment

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*