¿Nuevo León y San Luis para quién?

 

 

 

 

Parte III de III

 

Iván Ureña

En los análisis previos se abordó la situación de siete estados que parecen totalmente decantados por una u otra fuerza política, igualmente en seis donde Morena mantiene una lucha palmo a palmo con sus rivales políticos, ahora toca el turno a los dos restantes, donde por cierto el partido guinda salió como el gran favorito pero se desfondó y en este momento la disputa por el triunfo se encuentra, en un caso, entre la alianza PRI-PRD y Movimiento Ciudadano y en el otro, entre la Coalición y PVEM-PT.

 

Estado

Candidat@

Partido(s)

Preferencias

Probable ganador

San Luis Potosí

José Gallardo

PVEM-PT

30-36%

Octavio Pedroza

Octavio Pedroza

PAN-PRI-PRD

33-39%

Nuevo León

Samuel García

Movimiento Ciudadano

30-36%

Adrián de la Garza

Adrián de la Garza

PRI-PRD

29-35%

San Luis Potosí

José Gallardo, conocido popularmente como El Pollo Gallardo es un distinguido miembro del partido verde. En la contienda ha tenido un desempeño sobresaliente, está en segundo lugar y a unos dos puntos del puntero. En la actualidad la UIF, Unidad de Inteligencia Financiera, tiene una investigación en su contra por evasión fiscal y lavado de dinero de él y su familia, mientras que en el pasado estuvo detenido por delincuencia organizada. Es un ferviente admirador de AMLO y dice que lo que mejor que le pueda pasar al proyecto del tabasqueño es su triunfo en la tierra potosina. Lleva una campaña atípica pero exitosa, canceló de última hora su presencia en un debates. Las divisiones al interior de la 4T están en su máxima expresión, la candidata morenista Mónica Rangel lo acusa “de corrupto, mafiosillo y que nunca debió salir de prisión, porque sólo ofrece extorsión y cobro de piso; vivir sin miedo, para él es tener fuero para no regresar a la cárcel”. Para desgracia de la candidata morenista, los potosinos lo prefieren a él, está en el rango de 30 a 36 por ciento, casi el doble que su feroz crítica.

 

 

 

A diferencia del resto de los estados donde se cristalizó la Coalición de PAN-PRI-PRD y el acuerdo era que el partido que detentara la titularidad de la gubernatura, era el que ponía el candidato, en San Luis Potosí se siguió otra lógica, impulsar al personaje que tuviera mayores posibilidades de triunfo, por ello el mandatario de extracción priísta Juan Manuel Carreras apoyó al panista Octavio Pedroza, además los enterados en el tema dicen que fue el pago de factura de Alito por haberle permitido reservar en Campeche la candidatura de la coalición para el hijo de su hermana, lo que obligó al blanquiazul a sacrificar en ese estado del sureste a Eliseo Fernández su candidato natural. Para fortuna de la coalición su candidato está en la delantera en un rango que del 33 a 39 por ciento de intención de voto y es el favorito, salvo que los morenistas ante el evidente desplome de su candidata Mónica Rangel decidan usar el voto útil y se decanten por el polémico Pollo Gallardo.

 

Nuevo León

Por su importancia económica y demográfica sin duda es la joya de la corona de esta elección, algunos dicen que era tal el interés de nuestro presidente por el triunfo en esa tierra que en Morena estuvieron dispuestos a postular a Clara Luz, una priísta recién conversa con tal de ganar; sin embargo, el resultado no pudo ser más desastroso, de iniciar claramente en la delantera se desplomó a un distante tercer lugar. Incluso la Fiscalía General de la República tratando de apuntalarla anunció investigaciones contra los candidatos punteros, pero lejos de beneficiarla, provocaron un rechazo aún mayor a esa candidata.  

    

Samuel García, candidato por movimiento ciudadano, es un político de 33 años, para muchos ahí radica su fortaleza: la juventud y el arrastre entre los millennials, pero también su principal debilidad, la inexperiencia y en no pocas veces la frivolidad. Sin duda su triunfo no sería ninguna sorpresa, porque además llega como puntero en las encuestas, pero por factores como la debilidad relativa de su partido, más la existencia de un 10 por ciento de indecisos y el voto útil, que trata de impedir la llegada de un morenista o alguien dócil a esta agrupación, no se le puede señalar como el favorito.  

 

Adrián de la Garza, un priísta de cepa, fue Procurador General de Justicia del Estado y Presidente Municipal de Monterrey en dos periodos, se presenta como un funcionario  de resultados, se regodea de haber descarrilado la candidatura de Clara Luz con la filtración del video donde se le ve a la morenista conviviendo con el  abusador sexual Raniere. Con el argumento de que Samuel García, el otro candidato con posibilidades de triunfo, no es un opositor declarado de AMLO y la 4T,  espera que el voto útil de los panistas lo favorezca. Todo puede pasar en esta elección, además el resultado también depende de la participación de lo jóvenes, sin embargo, si hay que dar un potencial ganador, sería a este experimentado político.

 

Después de haber analizado los quince estados en disputa, podemos anticipar que Morena podría ganar entre siete y nueve gubernaturas, mientras que el resto de los partidos entre seis y ocho, destacando que el PAN por sí solo podría resultar triunfador en tres. Si Morena únicamente obtiene siete, situación poco probable pero no imposible, seguramente dará mucho de que hablar y analizar. En caso de ocho para Morena y siete para el resto, que además es el escenario más plausible, ambos bandos lo tomaran como positivo: los morenistas celebrarán haber obtenido más triunfos que ningún otro partido, por su parte los opositores sostendrán que del escenario catastrófico de hace un año, que pintaba catorce triunfos para la 4T no se cumplió y hay motivos de sobra para celebrar.

 

Estimados lectores gracias por sus comentarios, si consideran que más personas deberían tener acceso a esta información por favor compártanla.

 

 

ivanure@hotmail.com

 

 

 

  

Sobre Iván Ureña 285 artículos
Premio Nacional de Periodismo 2017. Premio Estatal de Periodismo Morelos 2012, empresario y maestro en Economía por el ITAM. Asesor en deuda pública, en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, del año 1997 al 2001.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*