¿Por qué celebrar el 7 de junio? Alejandro Cárdenas nos da algunos motivos….

Artículo Leído: 103 veces

7 DE JUNIO: ¡FELICITACIONES COLEGAS!

 

Porque un día en medio de la sociedad demandante y enfurecida nos gritaron “¡Prensa vendida, cuéntanos bien!”. Porque un día nos dieron la “puñalada por la espalda” en nuestras empresas al no comulgar con las reglas de un incongruente Póker donde “convenio justifica impunidad”. Porque un día, una sola persona nos reconoció el esfuerzo cuando nos encontrábamos abatidos y dudosos. Porque un día llegó la gastritis, la colitis nerviosa y la amibiasis, y hoy es parte de nuestra vida cotidiana por comer a la hora que se puede, donde sea y lo que haya. Porque un día dejamos en segundo plano a nuestras familias y olvidamos nuestra persona por el vórtice informativo. Porque un día el médico nos diagnosticó el síndrome de Burnout. Porque un día la lluvia nos arruinó alguna herramienta de trabajo y el sol achicharró nuestra piel. Porque un día miramos en nuestros bolsillos que la insensatez de nuestros salarios tan miserables no es proporcional a la importancia de nuestro rol social. Porque un día notamos que ni a seguridad social llegamos en algunos medios; pero tenemos “Seguro Popular” gracias a una iniciativa populista. Porque un día conocimos la nula seguridad personal ante amenazas de muerte o, de plano, porque un día publicamos que un colega nuestro fue asesinado al estar investigando algo muy obscuro como la corrupción y luego las mismas autoridades, que procuran justicia, se autocensuraron y pasaron a otros asuntos en un monólogo disfrazado de rueda de prensa. Porque un día miramos publicado o escuchamos nuestro trabajo abriendo la de Ocho. Porque un día nos dimos cuenta que la adrenalina de perseguir la Nota no la cambiaríamos por nada más. Porque un día -en mi caso- preferí esta profesión porque no había matemáticas en el plan de estudios de la UNAM. Porque un día de jóvenes descubrimos la realidad de la injusticia y la desproporción, el camuflaje y la enfermiza verborrea triunfalista del silogismo. Porque un día experimentamos en carne propia la verdad de que hay mucho por cambiar y porque como periodistas, por alguna razón, un día amanecimos inmersos en “…intrincados teoremas cada vez más complejos, conectados por argumentos lógicos y anclados en hechos intuitivos llamados axiomas o postulados…” y por eso mismo, tenemos la habilidad de “oler” en el ajedrez político, dónde está la omisión en esa -muchas veces bizarra- red de complicidades, para qué sirven las “cortinas de humo”, señalar quién es el servidor público alevoso, qué compró, cuándo tergiversa, porqué pierde gravedad y flota en el cargo y cómo se lo apaña en patrimonio; convirtiéndose así en piedra de tropiezo para la evolución. Porque un día, en esta hermosa profesión de ser periodistas, supimos que aún a la fecha del siete de junio le falta mucho qué celebrar en su marco del día de la Libertad de Expresión pues, vulnerables aún, tu silencio lo decide algún resentido megalómano detrás de su escritorio o desde las áreas de Comunicación gubernamental –pero, pese a todo- como Periodista y Quijote, nunca algo podrá reprimirte el peculiar sentimiento de Libertad que te regala con el tiempo el ejercicio cumplido de un derecho constitucional a comunicar e informar.

Si este siete de junio te hacen falta felicitaciones, como colegas te ofrezco la mía.

Comparto lo que esto significa.

¡Felicitaciones compañera y compañero Periodista!

ATTE:

Alejandro Cárdenas.

Escrito por Redaccion

Be the first to comment

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*