¿Chivas TV, un negocio futurista o ambición desmedida?

 

 

 

Por: Iván Ureña

 

 

Polémicas

Jorge Vergara es sin duda un hombre polémico. Prueba de ello son sus múltiples desencuentros con varios técnicos; los más recordados, La Volpe y el asunto de la podóloga, José Manuel de la Torre El Chepo y la negativa de finiquitarle los 3 millones de dólares que indicaba el contrato, el despido a Daniel Guzmán El Travieso porque no tenía titulo de entrenador y al año siguiente salió campeón con Santos; con los jugadores también abundan los problemas; a Ramón Morales lo llamó un capital chiquito, a Omar Bravo lo envío al tapatío de segunda división como una forma de presión por la pretensión del jugador de emigrar a Europa como agente libre y no hacer partícipe de las ganancias al dueño de Chivas o hasta el bochornoso incidente cuando el mandamás de Chivas retó a golpes a un aficionado. Y por supuesto, el más conocido de todos, la agria disputa legal que mantiene con su ex esposa, Angélica Fuentes.

 

Una polémica más ha desatado Jorge Vergara, decidió que cuando el popular cuadro de Jalisco juegue de local, sólo por internet se podrán ver los encuentros y con un costo.

 

Experiencias

A nivel internacional existen algunos antecedentes. El poderoso y popular equipo Manchester United, protagonista casi siempre de la Liga Inglesa y del torneo anual más competitivo en el mundo, la Liga de Campeones de la UEFA, que además cuenta a nivel mundial con 659 millones de hinchas, ofrece sus partidos por internet con una suscripción, pero aún así, las televisoras siguen trasmitiendo sus encuentros. También tenemos el caso de dos equipos mexicanos, el Pachuca y León, que si bien no están en la televisión abierta, son trasmitidos por la de paga.

 

En otros deportes y latitudes también le entran a la trasmisión digital. La NFL transmitió un partido de futbol americano por YouTube y esta temporada transmitirá los partidos de jueves por la noche por Twitter, pero sin abandonar a la todavía dominante y reina de las trasmisiones de los eventos deportivos: la televisión.

 

Es decir, la decisión de Jorge Vergara de Chivas TV es única, ya que sólo por internet se podrán ver los juegos de las Chivas, lo que implica sortear los siguientes retos:

 

Insuficiente cobertura de la red

Según la Asociación Mexicana de Internet en el 2015, había 65 millones de internautas, lo que implica que el 60 por ciento tiene ese servicio. Es decir, de entrada el 40 por ciento queda segregado.

 

Limitado acceso a banda ancha

Para tener acceso a un evento de este tipo, es esencial tener este servicio, en nuestro país, 18.6 millones de hogares lo tiene, 58 por ciento de los hogares, quedando fuera el 42 por ciento.

 

El ancho de banda

Muchos tienen un ancho de banda de uno o dos megas y son necesarios cinco para que asegure la calidad de la trasmisión de este tipo, el 47 por ciento de los usuarios se queja porque su conexión es muy lenta y el 31 por ciento porque los costos son elevados.

 

Tarifas altas

El costo de todos los juegos por un año será de 2 mil 750 pesos, pero si sólo es por seis meses o únicamente un torneo, será de mil 550 pesos. Por partidos sueltos será de 125,200 y 325 dependiendo de la calidad del rival; el clásico, estará en 500 pesos.

 

 Chivas-TV-revela-precios-de-transmisionesok

Bajos salarios

En nuestro país hay mucho desempleo y los que tienen la suerte de tener un empleo, el 30 por ciento gana entre dos mil y tres mil pesos mensuales; otro porcentaje similar ingresa entre tres mil y cinco mil pesos, esos dos grupos representan más del 60 por ciento de los asalariados, así el costo mensual de tener acceso a los juegos de las Chivas les absorbería por lo menos 300 pesos, un porcentaje de sus ingresos que iría del 6 al 15 por ciento, así dentro de este grupo es muy difícil que contraten Chivas TV, además estos segmentos enfrentan otros compromisos financieros, prioritarios y esenciales como es alimentación, educación, habitación, vestimenta y salud como para contratar la costosa plataforma de Chivas TV.

 

Datos preocupantes

Aunque no sabemos los números reales de contratantes, el señor Vergara presumió hace un mes, que ya había más de 90 mil suscriptores, por otra parte los estudios del porcentaje de seguidores que cada club tiene de la afición total, indican que el 20 por ciento son Chivas, por lo que si consideramos la población del país, este popular club tiene arriba de 10 millones de partidarios, es decir, se habrían suscrito menos del uno por ciento del total de hinchas, una cifra realmente baja.

 

También los anunciantes de la marca Chivas, tanto en su camiseta como en su estadio, podrán reconsiderar lo que pagan, no es lo mismo aparecer en televisión con más de diez millones de televidentes a sólo llegar a unas decenas de miles.

 

Tenemos plataformas como Netflix, que transmite una infinidad de canales las 24 horas del día a un costo mensual que va de 100 pesos, si se es usuario individual, pero si se contrata entre cuatro se pagan sólo 40 pesos;  por otro, lado ver los juegos del Manchester United cuesta siete libras mensuales, unos 170 pesos mexicanos al mes, y Chivas TV costará al menos 300 pesos, y más allá de que seamos mexicanos, sinceramente la diferencia entre un equipo y otro es enorme en favor del inglés, además si consideramos, el costo y calidad de la banda ancha, la penetración, los ingresos de la población y los costos del servicio, todo indica que es una apuesta sumamente riesgosa por parte del Señor Vergara, por lo que no sería extraño que pronto lo veamos reconsiderar su decisión y regrese a la televisión, aunque no necesariamente a  Televisa.

 

Por lo pronto, millones de aficionados se sienten defraudados y juran que no pagarán y aunque detestan a Televisa, propietaria del acérrimo rival América, ahora añoran ver los juegos del equipo de sus amores sin costo, así sea por Televisa.

 

 

ivanure@hotmail.com

 

 

Sobre Iván Ureña 264 Artículos
Premio Nacional de Periodismo 2017. Premio Estatal de Periodismo Morelos 2012, empresario y maestro en Economía por el ITAM. Asesor en deuda pública, en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, del año 1997 al 2001.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*