¿Qué está pasando en Michoacán?

Artículo Leído: 6.574 veces
Ivan Ureña

Guerra civil

Por Iván Ureña

En la elección del 2011 en Michoacán,  Los Caballeros Templarios, operaron abiertamente por el PRI, con anticipación pactaron con una fracción dentro de ese partido y se apoderaron de la estructura seccional, en especial en la costa, la sierra y Tierra Caliente.

En el 2011, realicé un análisis de datos oficiales del Instituto Estatal de Michoacán y concluí “El PRI ganó la gubernatura gracias al voto de la región llamada Tierra  Caliente, donde casualmente hay gran presencia de grupos delincuenciales. Técnicamente tenemos un dato aberrante, que el tres por ciento del electorado le haya dado una ventaja tan amplia al PRI de 30 mil 057 votos contra 5 mil 900 al PAN. Por su parte Leonel Godoy, sin ningún análisis estadístico, pero cuando todavía era gobernador de Michoacán declaró categórico: los grupos delincuenciales operaron en favor del PRI”.

El resultado no se hizo esperar, el crimen organizado generó una situación de ingobernabilidad e intimidación extrema. Por su parte el Gobierno Federal asesorado por Óscar Naranjo, un General colombiano, respondió con la formación de las Autodefensas y Comunitarias de Michoacán, conocida coloquialmente como Policía Comunitaria y que tiene como finalidad combatir a los Templarios. Al respecto, el periodista e investigador Carlos Fazio, vinculó al General Naranjo con las Autodefensas Unidas de Colombia, organización apoyada por gobiernos, políticos, militares, ganaderos, empresarios, para realizar una limpieza social, bajo el pretexto de combatir al narcotráfico. El saldo en el país sudamericano fue masacres, desplazados y tráfico de drogas.

En ese contexto, el pasado sábado 26 de octubre, la Policía Comunitaria, protegida por el ejército y la Policía Federal, tomó Apatzingán; sin embargo, fueron lanzadas granadas contra los contingentes de la Policía Comunitaria. Por tal razón, uno de los líderes, el Dr. José Manuel Mireles, declaró: “Nos estaban lanzando granadas, desde arriba de la catedral, ya le habíamos informado nosotros  al ejército, que nos habían reportado francotiradores en la catedral… le reportamos al ejército eso y el ejército dijo que  no nos preocuparan, que era personal de ellos”.

El Dr. acusa a los Templarios  de haber lanzado las granadas;  aunque él mismo dice que las lanzaron desde la catedral, sin embargo, el  ejército le dijo que ahí estaba personal de ellos. Se parece más a lo que sucedió con el movimiento estudiantil del 68, las mismas autoridades le dispararon a los militares, el objetivo: culpar a los estudiantes de  lo que  hizo la propia autoridad. Ahora culpan a los Templarios de haber atacado a los Comunitarios. Aceptando que fueran los Templarios, resulta que la ciudad se encontraba completamente custodiada por tierra y aire, pero particularmente el zócalo, estaba llenó de militares, federales y los mismos Comunitarios; sin embargo, no detuvieron a nadie, entonces  eso nos lleva a pensar que estas agrupaciones están formadas por ineptos: un comando lanza granadas en sus narices y otro les dispara y ambos huyen como si nada.

Pero la cosa no termina ahí, el Dr. también dijo “Afortunadamente para nosotros, y desgraciadamente para el pueblo de Apatzingán empieza este ataque con  granadas, con fusiles de m50 y m60 granadas de m 40, entonces pues ya se cambia todo el panorama, ahora tenemos que quedarnos en Apatzingán”. Realmente incompresible la declaración, ahora resulta que es una fortuna que les hayan lanzado granadas –habría que preguntarle a los heridos y sus familias si fue una fortuna ese ataque–  y  por eso se tienen que quedar en Apatzingán.

Pero aún hay más, el mismo líder aseguró “Ellos, afortunadamente están contestando las agresiones”. Refiriéndose a los Templarios, por lo que si  nos atenemos a su dicho, resulta que los Templarios no empezaron las agresiones, si no que las están contestando. También expresó  “Debemos de permanecer aquí, hasta que el pueblo de Apatzingán termine de levantase en armas”. Entonces, los Policías Comunitarios sí pueden incitar  un levantamiento armado contra un grupo opositor, aún y cuando la propia constitución lo prohíbe. Y se despide el Dr. diciendo “Tenemos todo el apoyo que se puede del ejército, y de los federales”.

Se fueron unos criminales y llegaron otros

Cuando los Caballeros Templarios quedaron como grupo dominante de la zona, un ciudadano se quejó de los atropellos que habían realizado los Zetas y se atrevió a preguntarle a los nuevos jefes, de qué iban a vivir y éstos le contestaron: de los narcos, y además agregaron que la población no se preocupara, ya que la nueva organización no sólo no los molestaría sino además  combatiría a los criminales. Pero la realidad fue bien distinta, los nuevos capos pronto empezaron a cobrar derecho de piso por actividades que nada tenían que ver con el narcotráfico, también extorsionaban y cometían todo tipo de abusos.

Los comunitarios y el financiamiento

Son  aproximadamente 3 mil y operan desde hace 8 meses, ¿de qué se han mantenido?,  ¿de qué lo van hacer ahora?, supuestamente sólo venían por unas horas. Para sostener un contingente de ese tamaño, dispuesto a enfrentarse  a balazos, por lo menos se necesitan 50 pesos diarios para alimentar a cada uno de los miembros, ya no digamos un sueldo para mantener a la familia. Sólo para comprar los alimentos son ciento cincuenta mil pesos diarios, 4.5 millones al mes, quién los va aportar. Más las medicinas de los heridos.

Las autoridades federales están auspiciando la Policía Comunitaria porque es más económica y sin responsabilidad para el gobierno ni los funcionarios. Si un comunitario, mata o comete atrocidades contra civiles u otros narcos, el estado Mexicano no es el responsable y va argumentar que fue un problema entre narcos o entre ciudadanos, según le convenga. En esa tesitura, se informó que el domingo 27 de octubre hubo un enfrentamiento entre dos grupos de civiles armados, dejando como saldo  a cinco varones fallecidos, los cuales aún no han sido identificados.

Como escribí el 22 de abril de este año “Pensar que La Policía Comunitaria es la solución, sencillamente es no comprender el problema. En buena medida, la corrupción en nuestros cuerpos policiacos se presenta por la falta de capacitación, los bajos salarios, la poca vocación de un buen número de sus miembros, la  casi total impunidad en que por años han operado cuando violan los derechos de los ciudadanos, y resulta que todas esas circunstancias se presentan en las policías comunitarias pero en grado superlativo”.

Por cierto, la región de Tierra Caliente además de la terrible crisis económica en que está metida,  vivió un fin de semana de espanto: balaceras, sicosis, desabasto, interrupción del servicio de energía eléctrica y combustible. La violencia llegó hasta Morelia con varias gasolineras incendiadas. Un problema más se avecina, los desplazados.

Estimados lectores, si desean colaborar con el portal periodismosincensura.com.mx pueden enviar texto, fotos, videos, información y cartas abiertas al mail [email protected], gracias. Lo comentarios del Dr. Mireles están en http://goo.gl/EQNwO4

Escrito por Iván Ureña

Iván Ureña

Premio Estatal de periodismo Morelos 2012, empresario y maestro en Economía por el ITAM. Asesor en deuda pública, en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, del año 1997 al 2001.

Comentarios (11)

  1. Ricardo Sanchez Payán octubre 28, 2013 @ 7:47 pm

    Saludos

    Muy buen artículo mi querido Iván. Solo una pregunta ¿por qué apareces como asustado en tu foto de perfil?

    Responder
  2. Edmundo González octubre 28, 2013 @ 8:37 pm

    Suena bien lo que dices. Es muy necesaria tu óptica para entender en un sentido amplio el conflicto. Pero en conflicto está en pleno, hay miles de muertos y eso, como mexicano, duele. Así que ponerse a analizar las razones me parece secundario. Yo oí la entrevista y tu también te confundes en el sentido de las declaraciones vertidas. Todo es válido, solo que allá se juegan la vida y están lejos de un escritorio con montones de datos y una compu. El hecho concreto es que hay mucha violencia. La gente no la buscó. Quienes se encargan de administrar la justicia son los que están dando estos pasos que dices, pero nunca se han puesto frente a una bala. Es por eso que es difícil entender todo esto.

    Responder
    • Si es un tema complicado, pero no se va solucionar con una nueva policía que estructuralmente tiene todas las deficiencias de las anteriores. Gracias.

      Responder
  3. IVAN GRACIAS POR COMPARTIR CON TANTO VALOR ESTE ARTICULO A MI ME DUELE MEXICO ME DUELEN MIS COMPATRIOTAS ME DUELE MI PUEBLO. NO ENIENDO HASTA DONDE VA A LLEGAR TANTA VIOLENCIA,
    TANTO DOLOR, Y TANTO ABUSO, SOY MEXICANA AUN ORGULLOSA DE SERLO, PERO ME DA MIEDO QUE LLEGUE EL DIA EN QUE EN LUGAR DE SERTIR ORGULLO ME DE MIEDO.
    COMO SIEMPRE MI ADMIRACION Y MI AGRADECIMIENTO

    Responder
  4. Hola soy de michocan. La policia comunitaria venia armada y la desarmo el ejercito y los dejaron pasar sin armas y despues ocurrio tod el problema.Hace unos meses los cabballeros en los carros pusieron unos mensajes impresos les sace unas fotos te las comparto
    son propias las saque yo mismo y hasta ahora las comparto en la web checalas

    http://k38.kn3.net/0/B/3/2/3/8/D69.jpg
    .
    .
    .

    http://k32.kn3.net/8/7/4/5/E/E/937.jpg

    Te mando un saludo.

    Responder
    • Como podras ver es una sarta de mentiras. Se me olvido decirte ese mensaje lo dejaron en mi carro cunado fui por la region de paracho fue hace unos pocos meses, Fui de visita ya que yo vivo mas por la region de Morelia y no vi ningun mensaje de estos.

      Responder
  5. no se trata solo de una policía comunitaria s trata de personas hartas de sentirse amedrentadas y extorsionadas yo he visto como lo hacen delante del ejercito con plena burla si no dense una vuelta x e. huerta mich. solo los involucrados saben su sentir nosotros solo vemos los toros desde la barrera….

    Responder

DEJA UN COMENTARIO

Tu Email no será publicado.

*